Vincci Hoteles, creciendo con paso firme

Sus hijos y algunos directivos de la anterior cadena, también se implicaron de pleno para alcanzar el éxito de este nuevo proyecto.
La empresa basó sus fundamentos en una oferta de producto tanto de turismo vacacional como turismo de negocios. De hecho, existe una variada gama de servicios orientados tanto al disfrute particular y familiar como al mercado de congresos, convenciones e incentivos. Esta fórmula encaminada a abarcar ambas parcelas, ha conseguido que el Grupo Vincci cuente hoy con 36 hoteles de cuatro y cinco estrellas repartidos por toda España, Túnez (donde cuenta con seis hoteles de cinco estrellas y cuatro estrellas), Estados Unidos, (uno en Nueva York, en el corazón de Manhattan, y otro de cinco estrellas en Silicon Valley -California-) y en Portugal (donde cuenta un establecimiento de cuatro estrellas, en Lisboa, y donde se proyecta otra apertura má).

La estrategia que distingue a Vincci Hoteles del resto de las cadenas españolas se apoya en tres pilares:
Calidad en el servicio: con el fin de garantizar los mayores estándares de calidad y de satisfacción del cliente, Vincci dota a sus hoteles de sofisticados y exclusivos servicios que convierten cada estancia en una experiencia única y completamente singular (que van desde habitaciones con mayor amplitud que las convencionales a set de detalles específicos para mujeres). Además adapta el espacio al entorno y cultura de donde está situado. Por supuesto, la contribución del equipo humano de la compañía resulta esencial para garantizar la plenitud en la ‘experiencia Vincci’ de cada cliente.
Ubicaciones excelentes: los hoteles del grupo Vincci se encuentran ubicados en localizaciones y enclaves turísticos de alto valor monumental, histórico y también paisajístico. El objetivo de esta estrategia es garantizar que el cliente disfrute de la ‘experiencia Vincci’, tanto dentro como fuera del hotel.
Instalaciones nuevas: los establecimientos de la cadena son siempre de cuatro y cinco estrellas y, normalmente, los proyectos en los que se trabaja son de nueva construcción o están sujetos a profundas reformas.
Pero, ¿qué nos ofrece esta cadena en materia de Restauración?
Oferta variada: Cada hotel tiene una oferta diferente; sin embargo toda la cadena dispone de restaurante a la carta, restaurante buffet, y bares con cafetería. En cuanto a servicios; disponen de servicio roomservice y servicios restauración en salones y zonas comunes: banquetes, cocktails… El servicio de catering es un paso que la cadena todavía no se ha atrevido a ofrecer.
Cocina y precio: Cada establecimiento ofrece un tipo de cocina diferente, ya que cada hotel tiene su propia personalidad y su propia decoración. Normalmente la cocina suele estar basada en la gastronomía de la zona, pero con toques modernos e innovadores.
Todo el aspecto gastronómico viene asesorado por el director de Explotación de la cadena; aunque a la hora de aplicar la creatividad los chefs son independientes.
En cuanto a los precios, siempre están ajustados dependiendo del precio de mercado y de la zona donde está ubicado el hotel.
Recursos humanos: En materia de personal, todo se gestiona desde la central pero con el consenso y supervisión de los directores de cada uno de los hoteles de la cadena. Fomentar la promoción interna es fundamental, de hecho, siempre apuestan por nuevos valores para los jefes de cocina. La cadena dispone de grandes cocineros que han crecido y se han formado dentro de ella. Algo parecido ocurre con el resto del personal.
Toda la gestión de personal de la cadena, la realiza RRHH. No obstante el personal relativo a restauración: cocina, sala… tiene dependencia directa del director de cada hotel con la supervisión en todo momento del director de Explotación de la cadena: Antonio Girón*.
Por supuesto, la seguridad aplicada en toda el área de hostelería sigue todos los procedimientos y normativas de sanidad,  higiene y limpieza de ACCPP.
Política de compras: Se encuentra totalmente centralizada. Desde la central de compras existe obligatorio cumplimiento de compra por parte de los hoteles en función de los acuerdos realizados, teniendo siempre proveedores locales en el caso de la adquisición de productos perecederos así como apoyo logístico.
Además, existe una búsqueda continua de alternativas de nuevos proveedores siempre que ofrezcan la máxima calidad.
La cadena se sitúa en el segmento de hoteles de cuatro y cinco estrellas organizados en dos líneas diferenciadas por su localización y categoría. En todos sus establecimientos se apuesta por el diseño, la tecnología punta, el mejor equipo de profesionales y las más modernas técnicas de gestión del mundo de la hostelería.
(*Ver entrevista realizada
en el número 93 de

RESTAURACIÓN NEWS)