Vincci Hoteles se apunta a la restauración sostenible

Vincci Valdecañas desayuno

Como parte de su apuesta por un turismo que minimice el impacto sobre el medio ambiente y la cultura local, Vincci Hoteles ha desarrollado un proyecto sostenible también en torno a la mesa. Así sus espacios gastronómicos promoverán una alimentación saludable y el respeto por el medio ambiente, a través de una serie de medidas.

Utilización de productos frescos de primera calidad y de proximidad local, los considerados de Km0, con denominaciones de origen de la zona en la que se sitúa el hotel, incluidos en todas las cartas de los establecimientos de la cadena así como la propuesta gastronómica para eventos. Además, la mayor parte de sus establecimientos dispone de un córner de “Desayunos Km0”, que pueden degustar tanto huéspedes como aquellas personas que no están alojadas, para comenzar el día. Estos espacios donde se da protagonismo a la gastronomía de la zona, están compuestos por alimentos característicos de cada ciudad entre materias primas y productos realizados artesanalmente con productos de la región.

Búsqueda de productos que pertenezcan a producciones sostenibles, conocer su origen y cómo se han transportado, ya que es necesario que cumplan todos los requisitos exigidos por la cadena. En este sentido, Vincci Hoteles ofrece la posibilidad de decantarse por carnes sostenibles y pescado de acuicultura, o bien pesca que se realice con procesos de producción que respeten los océanos.

Empleo de energía y materiales acordes con una sostenibilidad medioambiental real en la mayor parte de los alimentos que llegan a la mesa. Esto implica el transporte de los alimentos en vehículos de emisión 0, con identificación de origen.

La compañía ha eliminado los plásticos de un solo uso tanto en hoteles como en oficinas centrales en 2019. La medida se ha aplicado también a todos los restaurantes y oferta gastronómica del grupo. El proyecto pretenden eliminar en el futuro todo tipo de plástico de la cadena.

Proyecto “Desperdicio Cero”, en el que se plantea no solo un control de compras y caducidades, sino que la comida sobrante vuelva a tener un inicio, pueda consumirse y no acabe en la basura. Una forma de gestionar mejor la cocina y con la que, además, distintas organizaciones sin ánimo de lucro puedan beneficiarse del producto sobrante.

Menús solidarios, presentes en los menús de empresa en los que siempre existe la posibilidad de elegir uno o más platos/fingers solidarios, con los que se dona un euro por comensal a Aldeas Infantiles SOS.