Vinci’s Ristorante Trattoria, los rugientes años 20

Por Ana Belén Castro

Vinci’s Ristorante Trattoria, es un restaurante italiano boutique tematizado en Chicago 20’s en Gran Canaria. Para ponerlo en marcha, se realizó un diseño 360º, sofisticado y teatral que lograra situar a la marca entre los mejores restaurantes de la isla y convertirlo en la opción elegida para turistas y nacionales.

Vincis entrada

¿Por qué?

Ajit Chandwani y Nita Chhabria querían montar un restaurante italiano ubicado en un excelente local dentro del Centro Comercial Mogán Mall. Un entorno comercial de calidad y nueva creación localizado en una de las zonas más turísticas de Gran Canaria. Tenían una idea muy clara, ambientarlo en un universo relacionado con la Mafia huyendo de las clásicas temáticas italianas y que además fuera capaz de destacar dentro de la oferta de la isla.

Para realizar el proyecto contactaron con Mostaza Design – The Retail Design Agency, una agencia de diseño especializada en proyectos retail con casi 20 años creando conceptos comerciales globales y vanguardistas, para que crearan un concepto que les ayudara a impulsarse hacia una posición competitiva dentro de su mercado.

El encargo consistía en la creación de un proyecto global, atrayente y con un fuerte componente teatral, que junto a la cuidada oferta gastronómica que iban a ofrecer, pudieran posicionarse entre las mejores alternativas de la isla. De esta manera podrían convertirse desde su nacimiento en una opción diferente para el turista que quiere disfrutar de sus vacaciones acudiendo a un lugar extraordinario dentro de la oferta hostelera canaria.

¿Cómo?

Para abordar el proyecto fue clave entender las posibilidades que tenía el negocio, analizar su oferta gastronómica, el tipo de público que querían captar y encuadrar la competencia directa e indirecta de toda la isla, ya que el restaurante en sí podría ser un motor suficiente para atravesarla con el objetivo de disfrutar una gran velada. La fase más estratégica del proyecto derivó en una conceptualización basada en Chicago 20’s como una línea creativa muy fuerte y visualmente impactante.

vincis pase cocina

Para llevarlo a la realidad, un equipo multidisciplinar liderado por la arquitecta Ana Belén Castro en la parte arquitectónica y el ilustrador David de Ramón en la parte de marca, tuvo que sumergirse en el momento histórico para poder extraer los valores y elementos más significativos y trasladarlos con éxito al diseño del local. El objetivo era hacer que el cliente pudiera viajar y disfrutar inconscientemente a aquella excepcional época marcada por los lugares clandestinos de Al Capone y la ley seca, los brillantes musicales de Chicago y el Art decó de los entornos del El Gran Gatsby.

¿Qué?

Vinci’s es la suma armoniosa de elementos inspirados en aquellos icónicos años. El mundo de los grandes musicales y sus teatros de grandes marquesinas fueron el punto de partida para el diseño de la trasera de la barra que se sitúa justo a la entrada y que se convertiría en el punto neurálgico del restaurante.

Para realizarla se utilizaron revestimientos espejados ligeros en los fondos de las estanterías y en el techo, bombillas de temperatura cálida e intensidad regulable para conseguir, sobre todo al caer la noche, un efecto de luz infinito y una gran estructura de hierro anclada en pared y techo aprovechando la gran altura del local. Otro detalle recogido del mundo del espectáculo fue la gran cortina de terciopelo azul plomizo que simula el telón de un escenario que separa el reservado ubicado en uno de los extremos del restaurante del resto de la sala y que convierte el punto más frío del local, en el punto más deseado para pasar una velada especial… y lugar donde los dueños hacen sus reuniones familiares.

El gran desarrollo industrial en el sector del transporte, sobre todo del ferrocarril, favoreció la economía y marcó visualmente ese momento histórico con magníficos puentes, diseños de trenes y vehículos que aún hoy se reconocen como míticos. Vinci’s lo recoge con el uso de estructuras metálicas que simulan viaductos ferroviarios, empleados en el pase de cocina visto y el soporte de la barra. Para ello se contrató a un equipo de ferrallas especializado en grandes estructuras. También se dejaron los techos abiertos con las instalaciones vistas y se instalaron unas lámparas decorativas realizadas adhoc partiendo de globos a los que se les han incorporado abrazaderas metálicas con inspiración industrial. El ladrillo se utiliza para revestir puntos secundarios del local.

Vincis salon

El estilo art deco simbolizó y embelleció la arquitectura de los rascacielos que surgieron en Chicago tras el incendio de 1871 hasta límites insospechados, fue el estilo de la nueva era que se unió a la ingeniería desligándose totalmente del pasado y dando paso a una nueva modernidad. Toda la identidad gráfica se identifica con esta cara de la ciudad, inspirada en las tipografías, colores y patterns decós más relevantes de Chicago, se puede apreciar en logotipos, tarjetas, diseño de cartas y la señalización de los espacios. El pattern de la marca se convirtió en un elemento constructivo más a través de planchas de madera troquelada lacada en tonos dorados, que junto a murales vegetales, se utiliza como elemento decorativo en las paredes más representativas de los comedores.

Por último, los años de la ley seca y la consecuente aparición de mafias que controlaban las calles y se reunían en locales clandestinos de la ciudad, no podía faltar como fuente de inspiración de un restaurante dedicado a la comida italiana. Eran establecimientos poco lujosos y más tradicionales que Vinci’s refleja en los pavimentos con diseño de damero, las mesas de forja con tableros de mármol y el mobiliario funcional más costumbrista. El camino hacia los aseos está diseñado como si de un callejón se tratara, estrecha e iluminada mediante lámparas que recuerdan a farolas.

Visión nocturna

Se cuidó especialmente la visión nocturna del restaurante desde el exterior, debido a que el centro comercial cuenta con una magnífica fuente de luces que atrae gran cantidad de público y desde la cual se puede ver los principales elementos de Vinci’s que se iluminan por la noche convirtiéndose así en un punto focal para el ojo. También al contrario, desde el restaurante se pueden disfrutar de las vistas de la fuente y la buena temperatura de las islas mientras se cena, gracias a que las cristaleras del comedor se pueden plegar completamente y dejar la fachada abierta.

Vincis barra

El confinamiento, la distancia y la crisis derivada del covid-19 no impidió que el proceso de diseño, licitación e implantación se realizara con total éxito. No solo se consiguió superar las expectativas iniciales del cliente, sino que se realizó en un corto plazo de tiempo con un capex bastante ajustado a pesar de que su gran espectacularidad podría hacer pensar lo contrario. Esto se logró gracias a una gran coordinación el proceso de proyecto con el cliente y sobre todo con un control muy exhaustivo de los materiales y los oficios en fase de obra. El equipo de diseño tenía una gran experiencia en proyectos en las Islas Canarias y eran conocedores de que los materiales tenían que ser cuidadosamente elegidos para asegurarse de que el suministro estuviera en tiempo.

En lo que sí influyó la llegada de la covid-19 en el proyecto, fue en el planteamiento en el uso de los materiales dentro del espacio para garantizar la higiene de las superficies y la resistencia a productos abrasivos que debían utilizarse con cada servicio.

Es decir, hubo un cambio de criterios en su ubicación para resolver las nuevas necesidades sanitarias que estábamos viviendo y que se prolongarían en el tiempo. De manera que elementos como mesas, sillas o encimeras que inicialmente se pensaron diseñar en materiales como la madera que aportaran un factor de calidez, pasaron a resolverse con mármoles y componentes de porosidad cero. Lo cual obligó a reubicar las superficies de madera a otras zonas de forma que la ambientación general no cambiara.

La curiosidad y afluencia que ha suscitado desde su apertura entre el público nacional e internacional refuerza la idea de que debemos seguir apostando por espacios singulares y de calidad que ofrezcan experiencias de ocio diferentes que nos hagan sentirnos especiales, aunque sólo sea por una noche.

Vinci’s, algunos puntos clave

  • Vincis cartaProyecto 360º para lograr un ambiente inmersivo y una alternativa de ocio de calidad durante las vacaciones.
  • Los grandes musicales como recurso para el diseño de barra y reservados
  • El desarrollo industrial se trasladan en el uso estructuras metálicas de inspiración ferroviaria.
  •  Art decó como telón de fondo de la marca y la decoración de los comedores.
  • Tabernas, la ley seca y la Mafia sirven como recurso para elección de mobiliario y pavimentos.
  •  La covid-19 como punto de inflexión para un nuevo uso de los materiales para que cumplan las necesidades higiénicas.