Wolfgang Puck

Si dijera que nos encontramos ante una personalidad relevante dentro del panorama norteamericano, pero austriaco de nacimiento, quizá pensáramos que vamos a hablar de Arnold Schwarzenegger. No es así. El protagonista de esta historia no es otro que Wolfgang Puck -como el gobernador de California- de origen austriaco, y estrella donde las haya dentro del espectro de los fogones estadounidenses.

Su madre, María, que había sido chef en un hotel, fue la chispa que inspiró la posterior carrera del joven Puck. A los catorce años comenzó su preparación en Francia, y a los 24 se trasladaba a EEUU. Allí, después de dos años en el restaurante La Tour, en Indianapolis, Puck se marchaba a Los Angeles, donde comenzaría su andadura en el popular restaurante Ma Maison, muy frecuentado por los ricos y famosos del momento en Hollywood.

Después de la publicación de su primer libro de cocina –en 1981- “Cocina francesa moderna para cocinas americanas”, basado en recetas de Ma Maison, Puck abría Spago, que no sólo era un éxito total, sino que se convertía en un fenómeno gastronómico. En él se elaboraba el primer plato seña de identidad de Wolfgang: la pizza de salmón ahumado y caviar, que situaba a Spago en todos los mapas gastronómicos. En 1997 se inauguraba el local de Beverly Hills. La bandera culinaria de Wolfgang Puck ondeaba en todo su esplendor. En este segundo local, el espíritu del Spago original alternaba con recetas austriacas que rememoraban la niñez del chef.

El éxito del primer Spago se ha repetido en varios locales desde Maui a Las Vegas, pasando por Atlantic City o el lejano Tokio. Junto con algunos socios, se fundó el Wolfgang Puck Fine Dining Group, una marca que elevó el nombre de Wolfgang Puck a niveles que otros grandes chefs sólo pueden soñar, consolidando al chef como sinónimo de la cocina más innovadora.

Líneas básicas de negocio
Hoy en día, el imperio de Wolfgang Puck se sustenta en tres pilares: Wolfgang Puck Fine Dining Group; Wolfgang Puck Catering, y Wolfgang Puck Worldwide. Cuando Puck inauguró el primer Spago, en 1982, la idea era que dicho local sirviese comida sencilla, innovadora y fresca, con un personal agradable, dentro de una atmósfera sofisticada y confortable. Fue un éxito que se convirtió en el origen de los catorce locales de Fine Dining que posee el grupo después de más de dos décadas, entre los que se encuentran nombres como Chinois, Postrio, Trattoria del Lupo, the Wolfgang Puck Bar & Grill, Wolfgang Puck American Grille o CUT. El Wolfgang Puck Fine Dining Group está destinado a la supervisión de estos locales, cada uno de ellos único en su especie, a la vez que a desarrollar nuevos conceptos. Todos ellos comparten un trato excepcional, y una calidad inmejorable.

Tal y como reza la presentación de Wolfgang Puck Catering, la segunda pata donde se asienta el negocio del popular chef, “Cuando eres el anfitrión o el director de un evento, el estrés no puede formar parte de la ecuación, no importa a cuantos invitados tengas. Es más, el evento debería ser único; un reflejo tuyo o de tu organización, a la altura de las circunstancias. Por eso, desde que llega al primer invitado, hasta que se marcha el último, nuestro cometido es convertirte en el anfitrión perfecto”.

Ese es el objetivo y esta es la rama de negocio que quizá conlleva una mayor proyección internacional. No en vano, a la experiencia propia en catering, restaurantes y organización de eventos, se le une la de un socio como Compass Group, que opera en 96 países del globo. Solamente en Los Ángeles, la división de catering de Wolfgang Puck abastece al Teatro Kodak, los Estudios Sony, los Universal, el Highlands Nightclub, el Hospital Century City, o servicios en domicilios personales de los famosos. Aparte, con nuevas aperturas cada pocos meses, Wolfgang Puck Catering se ha convertido en la compañía del sector de más rápido crecimiento de Norteamérica.

El tercer pilar a tener en cuenta es el constituido por la división Wolfgang Puck Worldwide, una compañía compuesta por los restaurantes (franquiciados) Wolfgang Puck Gourmet Express dentro de la categoría de fast casual; productos para el consumidor (pizzas con la marca de Wolfgang Puck, sopas o café); su propia editorial de libros de cocina; programas de televisión, radio e Internet y licencias de los productos de merchandising.

Hasta el momento, Wolfgang ha escrito seis populares libros de cocina, y es autor de una columna semanal “la cocina de Wolfgang Puck”, que aparece en más de treinta periódicos de EEUU y Canadá. Además, desde 1986, el chef ha sido colaborador habitual en el programa de la ABC “Buenos Días, América”, además de poseer su propio espacio “Wolfgang Puck”, que se ha mantenido en antena desde el año 2000.l