Xavier Pellicer mezcla cocina y público en Celerí

El chef Xavier Pellicer propone en Celerí un espacio sin transiciones entre público y cocina.
El chef Xavier Pellicer propone en Celerí un espacio sin transiciones entre público y cocina.

Platos saludables elaborados de cara al público con técnicas de alta gastronomía son la seña de identidad del Celerí, el restaurante más personal del chef Xavier Pellicer, que acaba de abrir sus puertas en el Passatge Marimón número 5, junto a la Avenida Diagonal de Barcelona.

En Celerí, Pellicer ofrece una cocina mediterránea de sabor tradicional, noble y de calidad al frente de un equipo de cinco cocineros. “Es como estar comiendo en la cocina de nuestras casas”. Así define Xavier Pellicer esta cocina abierta que propone Celerí, un espacio sin divisiones donde las mesas de trabajo del chef se extienden hasta el comensal, estableciendo así un diálogo entre los dos.

La carta propone platillos gastronómicos de sensibilidad actual, es decir, a base de productos sanos y de proximidad y cuyo eje son las verduras de temporada de primeras calidades sobre las que Pellicer reinterpreta tres versiones: para vegetarianos, para veganos y una tercera para los que quieren completarla con el sabor de una carne o pescado.

La acogedora decoración del Celerí, con capacidad para 55 comensales, es obra de la interiorista Sandra Tarruella, quien ha diseñado un espacio abierto, desenfadado y moderno en el que reinan materiales nobles como la madera, la piedra y el hierro, que aportan mucha calidez al espacio.

“La atmósfera del local es informal porque no hay mesas vestidas con mantelería sino grandes barras en las que los comensales comparten la experiencia gastronómica con otras personas”, señala el gastro empresario Guido Weinberg, propietario del Celerí y de Tribu Woki.

El acceso al Celerí es a través del recién inaugurado Woki Organic Market, ubicado en la planta superior. Este espacio, también propiedad de Weinberg, acoge un supermercado 100% ecológico y un restaurante para ir a desayunar, comer o cenar a diario de forma rápida, informal y ecológica.