Tuk Tuk comienza su expansión en franquicia

Tuk Tuk, empresa especializada en street food del sudeste asiático, arranca su expansión en franquicia con un modelo de restauración que busca recrear en occidente las tendencias gastronómicas de la cocina tailandesa.

20161021_tuk

Con una propuesta de comida y bebida de calidad, se insta a que el comensal emprenda un viaje por los diferentes sabores, olores, texturas y contrastes de la mejor gastronomía asiática para empaparse de los valores y su entorno callejero, sin perder nunca de vista todo toque creativo en este intento.

Para lograr todas estas impresiones, desde Tuk Tuk siguen las tendencias culinarias del momento utilizando como mejores armas de seducción: cocinas vistas de cara al público y una carta que te sumerge de lleno en lo más representativo de la cultura de la street food. Las señas de identidad de Tuk Tuk están presentes en cada plato: desde el sorprendente Indonesian Rendang (Indonesia), pasando por las brochetas Malaysian Satay (Malasia), el Sexy Siao Bao (Filipinas), la Sopa Pho (Vietnam) o alguno de sus míticos currys como el Gaeng Phet (Tailandia). Todo ello centrado en plasmar al detalle recetas típicas que actualizan tras largos y periódicos viajes para sorprender siempre al cliente con creaciones divertidas y de calidad.

Un éxito que comienza su camino de expansión en franquicia tras una sólida trayectoria empresarial que se confirma con la gran aceptación y crecimiento en sus primeros dos años de vida de sus cinco locales en Madrid. Es por ello que bajo la fórmula de la franquicia buscan llevar ese atractivo a aquellas personas dispuestas a seguir las claves de éxito transmitidas fielmente por la marca, para poner ilusión y trabajo a un proyecto de total confianza.

Al emprendedor que decida formar parte de esta familia, Tuk Tuk le brinda su apoyo, preocupándose especialmente por su formación y ofreciéndole de forma continuada asesoramiento y todas las herramientas necesarias para su gestión en una franquicia caracterizada por su alta rentabilidad, profundo conocimiento del sector y adecuada relación entre la calidad de los precios y productos.