A LA BRASA gana el concurso EL BOCADILLO DEL AÑO

La obra ganadora, creación del alumno del Ciclo Superior de Restauración. Jordi Vidal Turmo, consiste en un pan amasado con abundante aceite de oliva Arbequina de les Garrigues, que le aporta untuosidad en la miga al tiempo que crujiente en la corteza así como un aroma característico que sólo puede dar la aceituna Arbequina de las tierras del Ponent.

El relleno lo formaba la cebolla caramelizada, los daditos de manzana salteados y el pollo marcado a la plancha, todo esto acompañado de un bouquet de minimezclum con un aderezo a base de vinagreta de piñones. Presentó su bocadillo tapado con una campana que llenó de humo para aportar, como él mismo explicó, “el aroma de la brasa que nos trae desde el campo a la ciudad”.

Jordi Vidal, viene de ganar un segundo premio en el concurso de cocina Ángel Moncusí, organizado en la Escuela de Hostelería de Lleida, y mostró su capacidad de asimilación de los conocimientos que imparten los profesores de dicho centro; visión, adelantada para su edad, de la importancia que cobran los intangibles a la hora de ganar un concurso o seducir a un cliente. Esto lo plasma presentándose, sonriendo, vendiendo su bocadillo, manipulando los ingredientes con pinzas, despidiéndose amigablemente y en definitiva haciendo alarde de las técnicas que todos esperan de un buen profesional de la sala en Restauración.