Abre sus puertas la Taberna Puerto Viejo

En cuanto a decoración, en cada rincón de este establecimiento se descubren objetos, fotografías antiguas y recuerdos de las costumbres y la cultura, de la vida y de la esencia, de uno de los barrios pesqueros más bellos y con mayor encanto del País Vasco. Como en el Puerto Viejo de Algorta, cuyas estrechas calles están salpicadas de buenas barras que desde antaño deleitan a los vecinos y paseantes con los mejores pintxos regados con buen txacolí, esta nueva taberna es una buena opción para disfrutar del placer de reunirse con los amigos y cumplir con la liturgia del tapeo.

La Taberna Puerto Viejo cuenta con una acogedora zona de comedor con apenas siete mesas, pero el atractivo principal gira en torno a la barra, donde se degustan los pintxos, de los que cada día se elaboran más de cincuenta especialidades que varían semanalmente, si bien, se mantienen los favoritos de la clientela. Estos pintxos se preparan para llevar.

Además de estos bocados, esta nueva taberna también propone platos tradicionales como la ‘tortilla de bacalao con cebolla confitada y guindillas‘, el ‘atún del Cantábrico con tomate en cazuela‘, o los ‘chipirones a la plancha‘, entre otros muchos. Además de las deliciosas croquetas caseras ‘según el humor del chef‘, que según el ánimo de Adán Martín pueden ser de lomo ibérico de bellota, de bacalao, etc.

El precio de los pintxos en la barra es de 2,80 euros y de 3,50 en las mesas. En cuanto a la carta, el precio medio es de 25 euros. l RN