Arboretum, especialistas en “exteriorismo”

El primer Arborètum nació en el Paseo Maragall de Barcelona con la filosofía de crear un Centro de Jardinería plenamente urbano, que cubriera las necesidades de un público que demandara algo más que una mera tienda de plantas y complementos para el jardín. Posteriormente abrieron nuevos centros, el último, un Centro de Exteriorismo en la calle Ganduxer, 90, de la ciudad condal, donde no sólo exponen una amplia gama de productos para la terraza y el jardín, sino que su departamento de paisajismo y construcción ofrece un servicio personalizado proyectando soluciones funcionales y vanguardistas para cualquier espacio exterior, convirtiendo las terrazas, balcones y jardines, en auténticos espacios de ocio y relax.

Pero experiencia no les falta. Desde su fundación, han acometido muchas y diferentes obras para el mundo de la hostelería y la restauración: en el Baix Empordà (Girona), han realizado diferentes intervenciones en el Hotel Mas de Torrent, y en el Hotel San Jorge, en Platja d’Aro. En Barcelona, han trabajado en las terrazas del Hotel Mandarin, del Hotel América, del Hotel Catedral y del Majestic, entre otros, así como en los restaurantes el Merendero de la Mari, Cal Pinxo y Semon. En Tarragona, han realizado la terraza del Hotel Grand Palas, de Salou.

A lo largo de vuestra trayectoria habéis acometido diversos trabajos para el sector hostelero. ¿Cómo han surgido los proyectos?
Los propietarios son muy conscientes de que la terraza es lo que más valoran los clientes a la hora de escoger su local para comer o cenar. Por eso están dispuestos a invertir para mejorar el diseño y la comodidad de este espacio y mantener así la máxima ocupación posible. De todas formas, es evidente que la crisis tampoco ha ayudado mucho.

¿Cómo concebís los espacios interiores y exteriores de un restaurante y de un hotel?
Nosotros diseñamos y construimos los espacios exteriores de acuerdo con el estilo de cada local. Nuestro trabajo consiste en captar la necesidad de nuestro cliente y aprovechando nuestra larga experiencia diseñar el proyecto que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Qué se lleva a nivel de exteriores de hoteles y restaurantes? ¿De dónde vienen las tendencias actuales?
La tendencia actual es trasladar la sensación de bienestar de los espacios interiores a las zonas exteriores. Que no haya una gran ruptura entre espacios. Que el cliente pueda sentirse igualmente cómodo en un entorno exterior que un interior. No nos limitamos a poner mesas y sillas para comer. Tendemos a crear zonas de estar donde además de comer (aunque sea de una forma mas informal) se pueda tomar una copa, escuchar música o con la nueva ley del tabaco salir a fumar en un entorno agradable (no en la puerta de la calle).

¿Prima la estética, la funcionalidad o la comodidad?
No creemos que puedan desligarse los tres conceptos. El reto de un profesional es conseguir ligar los tres conceptos. La estética es muy importante. Al fin y al cabo, en la mayoría de los casos, el cliente está en su momento de ocio y debe sentirse atraído por un entorno bonito. La comodidad es imprescindible. Si los cojines están húmedos o los muebles sucios y rayados a nadie le apetecerá sentarse en nuestro local. La funcionalidad exigible, cuanto menos tengamos que invertir en limpieza, mantenimiento o reposición más rápido será el retorno de la inversión realizada.

¿Qué materiales os gusta utilizar en vuestros espacios?
Los materiales más actuales como las maderas WPC para las tarimas y cerramientos. El acero inoxidable y los tejidos Batyline para el mobiliario. También el aluminio anodizado con lamas de PE y cojines de tejido náutico y el PVC rotomoldeado para muebles y complementos (lámparas, macetas…). Las maderas de calidad que estaban en cierto declive vuelven poco a poco sobre todo en zonas cubiertas bajo porche.

¿Cuáles son las tres claves que marcan un proyecto de exterior?
El espacio exterior de un local de restauración no puede, o no debe, tratarse como un espacio particular. Al fin y al cabo una terraza particular es un “capricho”, sano y necesario, pero un capricho. La terraza de un local debe gestionarse como una inversión que debe tener un retorno en un plazo determinado. El espacio debe ser bonito, práctico, cómodo y, sobre todo, rentable.

JIsabel Acevedo d