‘Asador Retinto’, el original banqueting de Pariente

Nombrar a Pariente en Andalucía equivale a hablar de carnes con origen. Una empresa que lleva treinta años dedicada a la cría del retinto y a servir sus carnes con certificación de procedencia ecológica a las carnicerías y a las grandes superficies. Pero Francisco Pariente ha querido ir más allá.

No fue una casualidad el hecho de que Francisco Pariente se fijara en el procedimiento operacional de los asadores argentinos y en el tipo de carne que utilizaban. Sucedió que tanto el costillar como la falda del retinto eran ideales para la gastronomía. De este modo, la compañía se introdujo en el servicio de bodas y bautizos mediante la instalación de una carpa. Un servicio que tuvo que complementarse con un mayor desarrollo en cuanto a los procesos y al producto.

Cambios en el proceso, porque Pariente tuvo que innovar unos espadones de los que colgar la res para que ésta asara debidamente, y unas parrillitas de hierro forjado que, situadas en las mesas de los comensales, permiten acabar la carne al punto que cada uno desea. Y en el producto, porque además de ser el costillar y la falda el plato principal, se puede empezar con chorizo criollo y con vísceras tan apetitosas como los riñones. Ni que decir tiene que las salsas se han creado para sazonar todo ese tipo de viandas.

De este modo, se ha pasado de los servicios lúdicos para familias a actos de mayor envergadura. Con la carpa como base, Pariente ha acudido a la feria del Toro, al salón del Caballo…Y ha buscado emplazamientos idóneos donde la carpa para los comensales y la carpa para los espadones (se necesitan unos cuarenta metros cuadrados donde hacer las brasas partiendo de leña de olivo y encina) puedan instalarse sin problemas. De ese modo puede ofrecer servicios de banquetes a cerca de 350 personas bajo el régimen de eat all you can por la módica cantidad de 25 euros, vino incluido.

Franquicia
Todo ello ha derivado en el asentamiento permanente en el castillo árabe de Utrera, desde donde Francisco Pariente ya piensa en franquiciar el concepto. Las carpas (decoradas interiormente con motivos ganaderos andaluces-ganadería brava-, con diseño exclusivo y tematizado) ya están estandarizadas, como los están los cortes del retinto, las parrillitas, las cartas de los menús… y hasta el nombre: Asador Retinto. Un concepto original, con carne de calidad para gozar con ella y con el espectáculo de su preparación y acabado final. l