Bodega La Andaluza ofrece tres modelos de franquicia

El objetivo de esta iniciativa es cubrir las expectativas de los diferentes perfiles de franquiciados que se presentan como candidatos para la enseña, dadas las circunstancias actuales. De esta manera la empresa ha establecido los siguientes tipos de negocio:

  • Nuevo restaurante: se trata de montar una franquicia Bodega La Andaluza desde cero. Para ello el franquiciado contará con el asesoramiento de la central, que incluye un soporte integral en todo el proceso.
  • Conversión y adaptación de un restaurante: en este caso la franquicia trasmitirá el saber hacer de la marca, junto con todas las herramientas necesarias para ajustar el local al prototipo de establecimiento que distribuye la cadena.
  • Bodega La Andaluza con tablao flamenco: la creciente demanda de este servicio entre los clientes de la enseña, ha impulsado a sus responsables a ampliar su oferta, aportando a la franquicia un valor añadido y una gran diferenciación con respecto a su competencia.

Para cada uno de ellos la compañía ha desarrollado diferentes planes de negocio, enfocados a controlar todos los aspectos clave para su óptimo funcionamiento.