¿Cómo abrir un restaurante y vender productos a la hostelería en EEUU?

Muchos restauradores y proveedores españoles quieren hincar el diente en el mercado estadounidense. Este país, donde el cincuenta por ciento de las comidas se hacen fuera de casa, es un plato que se puede compartir. Además allí, la dieta mediterránea está de moda. Algunos de los chefs más prestigiosos de Estados Unidos, como Gabino Sotelino o Julián Serrano, son oriundos de España. Por esto, Restauración News organizó, dentro de los foros profesionales de Expo foodservice, un seminario sobre el tema.

En la oferta gastronómica de Estados Unidos caben todas las sugerencias; desde la más exquisita comida oriental a las hamburgueserías de toda la vida. James Doherty, editor de la publicación semanal Nation´s Restaurant News, advirtió a aquellos empresarios españoles, que quieren aprovechar esta oportunidad, que antes de desembarcar en América estudien a fondo el panorama. Ahora existe un gran interés por la comida sana, por los nuevos sabores, por lo que allí se llama concepto étnico. No cabe duda de que un restaurante español puede tener éxito, pero hay que saber por donde empezar. Nueva York no es siempre el mejor sitio. Lo idóneo es contar con alguien que conozca la geografía y sepa orientar nuestra estrategia.

Pero ¿Cómo triunfar en los EEUU? ¿Qué conceptos pueden funcionar? Se trata de un público dispuesto a la experimentación, ávido de sensaciones exóticas y acostumbrado a comer de todo. Aunque no nos engañemos, como comenta Javier Regato, del grupo Lezama, está claro que saben distinguir la calidad. Desde hace 16 años, esta empresa andaluza, tiene abierta La Taberna del Alabardero en Washington. Su propuesta consiste un restaurante de lujo, que al mediodía ofrece rapidez y estilo, y por la noche tranquilidad. Explica que mientras los nuevos platos de la carta tienen una acogida relativa, siempre hay ciertas especialidades, como las paellas o la sangría, que nunca fallan. Cuando se va a un restaurante español, se quiere probar lo más típico, lo más característico. ¿Y qué es lo más conocido de España? ¿Cuál es su imagen en el extranjero? Para David Martinez, del grupo Lizarrán, lo español representa hoy la suma de modernidad y tradición. Fuera nos ven como un país emergente, rompedor, y esto hay que reflejarlo en la comida, en la decoración de los locales y en su atmósfera. Mientras que en España sus Tapas Selectas son los típicos pinchos vascos, en el resto del mundo no se identifican con ninguna gastronomía regional. Considera que los restauradores deben tener en cuenta que para los americanos no existe diferencia entre un catalán y un gallego, y si es necesario poner tango en el hilo musical no pasa nada; el objetivo es recrear la imagen que ellos esperan de España.

Somos los segundos abastecedores de espesantes. También vendemos grandes cantidades de azafrán y de pimentón. Sin embargo, muchos de nuestros productos van dirigidos a un público puramente hispano. El aceite de oliva, los vinos, el queso, el jamón serrano no son los suficientemente conocidos. El gran reto en la actualidad, es apostar por un público más amplio. El negocio ya no se encuentra tanto en los restaurantes de lujo, ahora hay que dar a conocer una cocina española accesible a todos los bolsillos. Paloma Escorihuela, directora de promoción del Departamento Agroalimentario del ICEX, insistió en que este es el momento de España, según ella “existe un fuerte nerviosismo porque sabemos que hay que hacerlo bien”.