Cómo ahorrar en los lavados de cada día

Durante el tiempo de vida de una máquina lavavajillas se consume agua, energía y productos químicos; sin olvidar la amortización y desgaste progresivo de la máquina que también hay que tener en cuenta para sopesar los costes de explotación. Más complicado resulta calcular los costes por proceso de la máquina, un apartado que excede del estudio presentado por Navarro y en el que entrarían en juego las siguientes variables: vaciado por error de las máquinas, selección de ciclos inadecuados, averías y tiempo de máquina parada, horas de personal en proceso, horas de personal en mantenimiento de la máquina y horas de formación del personal.

Así que focalizando el tema en el primer punto, el de los costes de explotación, el representante de Winterhalter señala, para no llevar a engaño, que el consumo de agua de un lavavajillas industrial depende del tipo de máquina y del uso al que está destinado, pero la media puede ascender a 56.820 litros al año, lo que se traduce en 161 euros en el caso de un pequeño lavavasos y 434.850 litros (1.304 euros) anuales cuando se trata de un túnel de lavado.

El gasto en energía asciende, para el lavavasos del ejemplo a 894 euros por año y a 10.437 cuando hablamos de un túnel de lavado, de acuerdo con el responsable de grandes cuentas de la firma.

Pero la partida más importante dentro de los costes de explotación es la relativa a los productos químicos. Un lavavasos pequeño llega a gastar 932 euros, y un túnel de lavado, hasta 19.320.

Por último, el cálculo de amortización de la máquina asciende a cuatrocientos euros si se trata de un lavavasos barato o de baja calidad (de 1.200 euros y tres años de duración) y se reduce a 250 euros en el de uno de alta calidad (2.500 euros y diez años de actividad). Paralelamente, la amortización del túnel de lavado oscila entre los 4.262 de uno de gama media o baja (de 17.050 euros y una vida de cuatro años) y los 2.623 euros anuales para los más sofisticados (26.232 euros y una duración de diez años).

Así pues, Adrià Navarro ofrece una idea aproximada de a cuánto pueden ascender los costes anuales de explotación en equipos de bajo coste mediante la suma de cada uno de los capítulos (agua, energía, productos químicos y amortización). La cifra asciende así a 2.387 euros al año para un lavavasos y 35.293 euros para un túnel de lavado.

De acuerdo con el representante de la marca alemana, los equipos de lavado de Winterhalter tal vez exigen un mayor desembolso inicial, pero a la larga suponen un ahorro de estos gastos anuales de explotación que oscilarían entre el treinta y el cuarenta por ciento de las cifras expuestas.

Winterhalter es un proveedor de equipos y productos químicos para las áreas de lavado industrial con presencia en cincuenta países, 730 empleados y una producción anual de 21.400 unidades de lavado. Entre otras muchas, las cadenas hoteleras Hilton, NH, Marriot o las de restauración moderna Burger King, McDonalds, Aramark y Autogrill, engrosan la cartera de clientes de esta compañía germana.