Cocina nipona para todos los paladares

La cocina de SushiOlé fusiona la cocina japonesa con la cocina occidental, más concretamente con la española, aplicando las técnicas tradicionales. Así, José Luis Rojas introduce en el sushi ingredientes propios de España como el solomillo, los espárragos, el jamón serrano, la chistorra o el queso manchego, que conviven con creaciones basadas en pescados japoneses. Fiel a su origen venezolano también es posible encontrar en la carta recetas que se valen de productos tropicales, caso del mago o el kiwi.

Tradicional y universal
“Con estas combinaciones”, dice Rojas, “el sushi, que sigue siendo tradicional y universal, llega a las personas que se están iniciando en la cocina japonesa y se hace más sencillo al paladar, se van adentrando en la cocina japonesa. La idea es disfrutar, crear, mezclar, y conseguir sabores distintos y agradables”.

Los platos que se ofrecen en la carta de SushiOlé son un reflejo de las ya citadas influencias española y venezolana y sus ingredientes. Se aprecia, por ejemplo, en el apartado sushi Fusión con los Maki-zushi o rollitos de atún crocante y picante (rellenos de atún, kimuchi, masago, copos de maíz y cebollino) el rollito de salmón aguacate y queso crema o el rollito de ternera a la plancha, lechuga, queso brie y salsa tonkatsu.

Los más tradicionalistas, por su parte, pueden disfrutar de una amplia variedad de sushi elaborado con pescados frescos, como el saba (similar a la caballa), ikura (huevas de salmón), izumidai (similar a la lubina) o masago (huevas de cangrejo), así como entrantes como la sopa miso, o los shumai (empanadillas fritas de marisco con vegetales).

El restaurante sirve un menú de lunes a viernes que cuesta diez euros y ofrece un primero, a elegir entre tres platos, un segundo (hay cinco opciones), una bebida y un postre. En este menú se entremezclan platos de fusión con otros más puristas. El ticket medio de SushiOlé es de 25 euros. Coincidiendo con la apertura del restaurante de Majadahonda se introducirá un menú degustación con cinco platos.

Los postres que se ofrecen en SushiOlé, todos ellos caseros, siguen un recetario clásico, con tartas de queso, chocolate y zanahoria, sorbetes naturales de fruta (piña, coco, plátano, mango o manzana). Hay, no obstante, dos postres japoneses: Helado de té verde y Banana tempura. En cuanto a la bodega, con 25 referencias, recoge mayormente vinos españoles. También se ofrecen tres tipos de cervezas japonesas y dos clases de sake. l