Comidas de trabajo

Las amplias mesas del salón sirvieron para prolongar las conversaciones iniciadas a lo largo de la mañana, hacer nuevos contactos o consolidar fructíferas relaciones.

Al día siguiente fue Arias la encargada de surtir de productos la comida que se celebró con la concurrencia de los jornalistas. Una nueva ocasión para compartir o discutir puntos de vista.