El desarrollo sostenible llega a cocinas y comedores escolares

El Colegio Juan de Lanuza en Zaragoza ha sido uno de los últimos en subirse a ese carro, al poner en marcha el programa “Comedor Escolar Sostenible”, con el objeto de ofrecer a sus alumnos una alimentación saludable, basada en el uso de materias primas ecológicas y de proximidad.

Además este colegio está postulándose para recibir el sello de calidad de restauración colectiva sostenible del movimiento slow food.

En el comité de calidad que supervisa el proyecto se integran educadores y restauradores; éstos están representados por Combi Catering.