El gasto en restauración creció un 2,5% en 2015

 

The Ostelea School of Tourism & Hospitality (www.ostelea.com) ha presentado el estudio El Gasto Restauración en España que analiza y observa la situación de este sector en cuanto a su facturación y a su capacidad de generar empleo, tanto en el presente como en un espacio de cuatro años a futuro. Asimismo, se busca entender las diferencias en tendencias de consumo, tanto en el aspecto internacional como en el plano autonómico.

Así, según el estudio elaborado por Ostelea, en 2015 en España el gasto en restauración fue de 40.600 millones de euros. (datos estimados). Lo que representa un 2,5% más que en el 2014. El gasto medio por hogar en restauración fue de 2.232,2€ en 2015. Esta cifra representa una consolidación de la tendencia creciente apuntada en 2014 (+3,2%), en consonancia con la recuperación del consumo en los hogares españoles.

Según algunas conclusiones de dicho estudio, España es el país desarrollado donde el gasto en restauración tiene un peso más importante sobre el total de consumo de los hogares, a pesar incluso del impacto de la crisis económica. Se mantiene líder en la EU-28 en concepto de restauración con un gasto total de 17,1% en el 2014.

En 2014, el gasto en restauración representó un 14,61% del gasto total de los hogares españoles, y la previsión para 2015 es que este dato haya alcanzado el 14,99%.

La diferencia entre el gasto en restauración de los hogares más ricos con respecto a los más pobres ha aumentado muy significativamente desde 2009, pasando de 9,1 veces más en los primeros a 12,9 veces más en 2014. El impacto de la recuperación económica se muestra claramente aquí como muy desigual en los diferentes estratos de la sociedad española.

Los directores y gerentes mantuvieron prácticamente constante el gasto medio en restauración en 2014 con respecto a 2013 (-0,8%), mientras que dicha diferencia fue máxima en el caso de las ocupaciones elementales (+7%), seguidos de los operadores de instalaciones y maquinaria (+6%).

Cataluña fue la que presentó un gasto total en restauración más significativo en 2014, con casi 6.600 millones de euros. Por su parte, el País Vasco, fue la primera comunidad autónoma en gasto en restauración individual, con 1.251€/ persona.