El Guggenheim de Nueva York estrena restaurante

Wright cuenta con una superficie de 1600 metros cuadrados y en sus espacios André Kisoski ha tratado de mantener el dinamismo del propio Guggenheim.
Instalado en un moderno espacio arquitectónico y diseñado en tonos blancos por Kikoski, dentro del restaurante se muestra una escultura llamada El horizonte producido por una fábrica, una vez que dejó de producir puntos de vista. Una obra que puede ampliarse o reducirse para adaptarse a cualquier espacio y que consta de varias tablas de aluminio montadas en las paredes y el techo de una pantalla transparente que marca la entrada al establecimiento.
Wright ofrecerá a sus visitantes una selección de gastronomía norteamericana y europea elaborada con ingredientes ecológicos. Según el director del nuevo restaurante, éste ha sido creado e inspirado por una institución reconocida por su arte y por la innovación de su arquitectura, de ahí que tenga como propósito ampliar la experiencia estética del espectador a su comida y su servicio.