“El mercado español está abierto a nuevos tipos de pan”

A veces los “complementos” gastronómicos abandonan su discreta presencia en la mesa y pasan a ocupar un primer plano que en raras ocasiones se le concede. No es necesario recurrir a laboriosas y complicadas producciones artesanales, los procesos industriales también pueden conseguir ese plus de calidad que dará el protagonismo al producto en cuestión.

La firma panadera sueca Polarbrod, comercializada en España por IBEPAN, está consiguiendo una sólida presencia en la hostelería de nuestro país gracias a un posicionamiento como producto premium perfectamente integrado en los usos del fast food.
“La gama de Polarbrod que importa IBEPAN – dice el máximo responsable de esta- incluye dos tipos de pan; por un lado, el pan polar, que es el de consumo habitual en las comidas en los países nórdicos; por otra parte, está Polarkraft, que incluye panes más especiales, con mucha más fibra, destinados al mercado de alimentación saludable. Todos son panes tiernos y esponjosos, que admiten todo tipo de relleno caliente o frío. Además se
presentan cocidos al cien por cien, con lo que basta descongelar y ya está listo para comer”.
De la Cruz explica que su empresa está potenciando en este momento una nueva gama de pan de alta calidad producido por Polarbrod. “Son panes triangulares con semillas de girasol enteras y natural y en septiembre saldrá también en formato redondo. Son mucho más livianos que el Polarkraft, pero también admiten rellenos calientes y fríos, como salsas, salmón, jamón con tomate… pueden ser tostados y su pequeño tamaño de 37 gramos les da muy buena presencia”.