El negocio de la restauración podría caer un 20% en 2009

La mayor importancia otorgada al precio en la elección de los restaurantes está motivando que sean los establecimientos de comida rápida y los encuadrados en la denominada restauración informal los que mejor comportamiento registren.

Por segmentos de actividad, el mayor dinamismo correspondió a los restaurantes sin servicio en mesa, gracias a la positiva evolución del segmento de comida rápida, cuya facturación creció un 5%. Este segmento, que incluye además a los autoservicios tradicionales, reunió el 14% del mercado, con una cifra de 2.975 millones de euros, un 1,9% más que en 2007.

Los restaurantes con servicio en mesa alcanzaron un volumen de negocio de 16.845 millones de euros, un 7,6% menos que en 2007, si bien apreciándose un ligero crecimiento en el subsegmento de la restauración informal. Por su parte, las cafeterías registraron una caída del 3,3%, hasta 2.080 millones.