“Es fundamental mejorar la competitividad de nuestras empresas hosteleras”

La Consellería de Turisme de la Generalitat de la Comunitat Valenciana se estructura en diversas áreas bajo la dirección Mª Milagrosa Martínez, su consellera: una Secretaría Autonómica de Turisme, a la que está adscrita la Agència Valenciana del Turisme; una Subsecretaría, y una Dirección General de Turismo de Interior. Todas ellas coordinando sus esfuerzos para lograr el objetivo común de impulsar y ejecutar la política turística de la Generalitat; favorecer la innovación, el desarrollo y la regulación del sector; además de fomentar la mejora, información y difusión del turismo valenciano, potenciando la creación e implantación de nuevos productos, la comercialización de los mismos y colaborando en el incremento de la formación de un sector en el que la hostelería juega un importante papel.
“La hostelería es uno de los núcleos centrales de la actividad turística y, por ello, desde la Consellería de Turisme, se trabaja para este tipo de empresas en diferentes aspectos que van desde la ordenación, a la promoción, pasando por los programas de ayudas”, afirma la consellera, Mª Milagrosa Martínez. “De esta forma, la colaboración de la Generalitat para con los hosteleros se ha plasmado en un conjunto de planes de actuación, que tienen como objetivo aumentar la competitividad del sector, apoyando el esfuerzo de mejora continua de sus establecimientos. Además, la formación de sus profesionales es otra de las prioridades de la política turística de nuestra Consellería”.

Pieza clave
Martínez deja claro que la hostelería es una pieza fundamental en el entramado del sector turístico valenciano, al cimentar la oferta básica que luego determina la satisfacción de los turistas que visitan los destinos de la comunidad. En este sentido, la consellera también resalta que la hospitalidad innata de los habitantes de la región se transmite a través de los profesionales que desempeñan su labor en los establecimientos hosteleros, contribuyendo de esta forma a ofrecer un servicio de gran calidad a los visitantes.
“Es importante destacar que cada vez es más relevante el número de turistas que nos visitan motivados por la calidad y variedad de nuestra gastronomía. Nuestros restaurantes ofrecen una cocina que no tiene nada que envidiar a otras que quizá cuentan con más renombre. Asimismo, la oferta es muy variada. A la cocina tradicional, con los arroces o productos del mar, o la cocina de las comarcas interiores, se le suman cocinas más modernas e innovadoras que se encuentran a la vanguardia de la gastronomía nacional”, asegura Mª Milagrosa Martínez.

Relaciones con el sector
Tal y como certifica Mª Milagrosa Martínez, la colaboración entre la Generalitat y el sector hostelero es muy estrecha, debido al convencimiento por ambas partes de que esta cooperación es fundamental para conseguir de forma más eficiente los objetivos marcados.

Anualmente, la Consellería ofrece diversas alternativas al sector, que se traducen en una serie de líneas de ayuda encaminadas a la mejora y adecuación de los establecimientos turísticos; la instalación en éstos de sistemas de ahorro energético; y otras acciones. Además, este año la institución ha apoyado al colectivo hostelero durante la celebración del Congreso Nacional de Hostelería, que tuvo lugar en Valencia durante el mes de marzo; una cita en la que estuvieron presentes representantes del sector de todo el país, que se reunieron en el marco de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con el objetivo de aportar nuevas ideas y debatir sobre el presente y el futuro de la hostelería española. No obstante, si hablamos de cifras ¿cuál es la cuantía exacta del apoyo de la Generalitat a la hostelería valenciana?
“En el año 2006 hemos destinado más de ocho millones de euros a los diferentes programas de ayudas para empresas hosteleras y a los cursos de formación impartidos en la red de Centros de Turismo”, expone Mª Milagrosa Martínez. “Si tenemos en cuenta que estos ocho millones se utilizan para acciones directas que revierten en beneficio de las empresas hosteleras de la Comunidad, podemos afirmar que, en gran medida, cubren las necesidades del sector, ya que a su vez son complementados por otras actuaciones de la Consellería destinadas a la promoción, a la mejora de los destinos, a la dotación de infraestructuras, etc. No obstante, desde la Consellería de Turisme somos conscientes de que es fundamental mejorar la competitividad de nuestras empresas, y por ello cada año aumentamos el presupuesto destinado a estos programas”.

Las ayudas no se quedan ahí. Para cumplir con el objetivo de aumentar dicha competitividad, todos los ejercicios la Consellería de Turisme lanza nuevos programas y planes de actuación, siempre teniendo en cuenta las necesidades que les transmite el sector, que tiene la oportunidad de plantear aquellas acciones que consideran prioritarias a través de diferentes órganos consultivos. Esa comunicación es esencial para lograr la mejora del funcionamiento de sus negocios y también será la que, sin duda, posibilite que el próximo año, la Administración programe aquellas actuaciones que mejor se ajusten a sus necesidades.
“El sector ha crecido de forma considerable en los últimos años, y también ha hecho un gran esfuerzo por mejorar la calidad, tanto de sus instalaciones como del servicio prestado. No obstante, los retos son cada día mayores y el esfuerzo por mejorar y adaptarse a las nuevas necesidades de la demanda debe ser continuo. Dentro de estas necesidades, la comercialización es un aspecto clave para el sector en estos momentos, ya que la generalización del uso de las nuevas tecnologías está transformando a gran velocidad los hábitos de consumo de los turistas”, dice Mª Milagrosa Martínez.

Cursos de formación
Con el objetivo de mejorar la competitividad del sector hostelero, durante los últimos tres años, la Consellería ha formado en los Centros de Turismo a más de 40.000 profesionales. Esta formación está destinada tanto a la especialización de los trabajadores en activo -formación continua-, como a los jóvenes y personas desempleadas que buscan acceder al mercado laboral a través del mundo de la hostelería y el turismo con los programas de formación ocupacional. Además, se ha impulsado la creación de aulas para el Centro de Turismo de Interior, una extensión de la formación para los profesionales del sector turístico en las comarcas del interior de la Comunitat Valenciana que cuentan con el turismo rural con un gran potencial de desarrollo.
“La formación que llevamos a cabo en los Centros de Turismo es pionera en España. En consecuencia, tanto desde otras comunidades autónomas como desde regiones de otros países se han interesado por adaptar nuestro modelo de formación”, señala Martínez.

Esta formación se lleva a cabo desde los Centros de Turismo de la Consellería. Con siete centros repartidos por toda la comunidad, el objetivo a cumplir es que los profesionales sigan ampliando sus conocimientos, un hecho que repercute beneficiosamente en la calidad de la oferta. Los centros elaboran su programación formativa atendiendo a las necesidades del sector, después de que cada semestre los Consejos Asesores de cada Centro de Turismo, formados por las diferentes asociaciones empresariales de su zona de influencia, se reúnan para proponer qué cursos son los más adecuados a la situación de la hostelería valenciana en ese momento. l
Ana Isabel García