España pretende doblar en tres años sus exportaciones alimentarias en India

Conscientes del potencial de la India, no sólo por el crecimiento económico del país, que vive ajeno a la crisis financiera internacional, sino también por la oportunidad de negocio que supone el incremento de su población de clase media, el Ministerio de Agricultura, la Federación Española de Alimentación y Bebidas (FIAB), el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y los organismos de promoción de 11 Comunidades Autónomas han puesto en marcha el programa europeo European Quality Foods: Eating with your five senses. Con una duración de tres años y un presupuesto de algo más de un millón de euros, este programa, que tiene su antecedente en el Plan India puesto en marcha en 2010, pretende dar a conocer las bondades de la alimentación made in Spain con el fin de que las exportaciones de esta industria pasen de los 20 millones de euros actuales a 40 millones en 2015, según ha calculado Jaime Palafox, director de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB. Además de a las empresas de alimentación, este proyecto pretende catapultar la gastronomía nacional, avalada por el prestigio internacional de sus chefs, en India. Entre los productos que España confía vender en este gigante asiático figuran aceite de oliva, aceitunas, zumos, carnes, moluscos, crustáceos o azúcares, entre otros.