Especialidades del sureste asiático en el Barrio de Salamanca

Fernando González. Ortiz del Río, anteriormente jefe de sala del Tse Yang y también director del chino Yuan, dirige el establecimiento. Profesional experto en el deleite y el rito oriental, que goza de merecido prestigio como experto en vinos, lo que garantiza el acierto al encaminar la difícil armonía de la cocina indochina. Para dirigir la cocina, Vietnam ha contado con la experiencia del chef internacional Tony Law, que fue el encargado de diseñar una carta compuesta por más de cuarenta referencias de platos característicos y actuales de la cocina vietnamita. Así, para comenzar, el comensal puede deleitarse con los clásicos rollitos fritos Vietnam, envueltos en hoja de lechuga y menta, las bolitas crujientes de pollo fritas con mango, o las brochetas de pollo en barbacoa con salsa de cacahuete. Eso por no hablar de la múltiple oferta de sopas del establecimiento, sus ensaladas, o los arroces (no dejar pasar la ocasión de probar el arroz perfumado), algunos de los cuales pueden tomarse como entrante o para acompañar a platos más contundentes.

Mención aparte merecen los apartados de carnes y pescado. Vietnam presenta aquí apetitosas propuestas que van desde la langosta salteada con hierbalimón, o los langostinos salteados con albahaca y cilantro, hasta el salteado de cordero con eneldo y coco, o la carne de cerdo en salsa de caramelo. Dentro del apartado de aves, la oferta se centra en el pollo, con la única excepción del magret de pato Vietnam.

Postres de Paco Torreblanca
Los postres del restaurante Vietnam, a diferencia de lo que ocurre en gran parte de los establecimientos orientales, también son dignos de destacar, ya que en este establecimiento se ha pretendido dar respuesta al carácter goloso del público español y, para ello, se ha contado con la asesoría del reputado repostero Francisco Torreblanca, que ha diseñado tartitas individuales de inspiración exótica que son imprescindibles como colofón final.

El restaurante cuenta con tres menús al precio de 20, 25 y 35 euros, que facilitan la degustación de los platos más representativos de la carta, y también posee un menú del día (los laborables), al precio de 12 euros, que proporciona la opción de disfrutar de un ágape vietnamita más ligero, a la hora del almuerzo.l