“Estamos huyendo del minimalismo y volviendo a lo local, a lo auténtico”

El 17 de mayo de 2010 Ferran Adrià contactó con Oliver Franz para pedirle que reuniera a un equipo creativo: necesita diseñar el espacio y la imagen de un nuevo proyecto gastronómico. “Necesitamos un equipo multidisciplinar, joven y lo suficientemente loco para afrontar la tarea (…) Y, por favor, nadie minimalista”. Ese fue el encargo de Adrià. Después de meses frenéticos de trabajo multidisciplinar entre El Equipo Creativo, los Adrià y los Iglesias, el resultado final fue Tickets (y su coctelería, 41º), un espacio barroco, informal, colorido, canalla, formado por varias barras, a modo de quioscos temporales dentro de una feria. El diseño de cada barra responde a un concepto gastronómico concreto y no busca la unidad, sino la diferenciación, la sorpresa, generar una nueva experiencia en cada nueva visita al restaurante. A su vez, la imagen gráfica es la de una caótica obra de teatro cuya trama discurre en una amalgama de conceptos, colores, personajes y letras, a medio camino entre el dadá y el cabaret: “Compre su ticket para el espectáculo de La Vida Tapa”.

¿Cómo afrontasteis el reto de Tickets?
Lo afrontamos básicamente formando un equipo multidisciplinar de profesionales independientes que pudiera dar una respuesta lo más completa posible al reto que suponía Tickets. El equipo lo formamos Oliver Franz Schmidt, arquitecto especializado en espacios gastronómicos; Natali Canas del Pozo, arquitecta multidisciplinar que trabaja entre la arquitectura, el arte, la escenografía y los nuevos medios; y Dani Rubio Arauna, diseñador gráfico de formación artística, especializado en identidad visual, tipografía y diseño editorial. Hacia el final del proyecto Tickets, y viendo que como equipo funcionábamos muy bien y que sería una excelente experiencia para repetir en el futuro, decidimos poner nombre al equipo y seguir colaborando. Así surge El Equipo Creativo, que es precisamente el nombre que los hermanos Adrià e Iglesias utilizaban habitualmente para referirnos a nosotros durante todo el proceso.

¿Qué fue lo más difícil de llevar a cabo?
Una de las partes más interesantes y enriquecedoras del proyecto fue dar forma a los nuevos conceptos gastronómicos de los hermanos Adrià e Iglesias. Nuestro proceso creativo empezó con una investigación conceptual y visual alrededor de las ideas que los clientes ponían en la mesa, preguntas que ellos lanzaban al aire como: “¿qué es un bar de tapas?”, “¿qué significa tapear?”, “¿qué significa estar en el Paralelo, en Barcelona, en el Mediterráneo, en España?”, “¿cómo introducir la idea de diversión, de experiencia, de sorpresa… en definitiva, de ‘juerga’?”, “¿cómo convertir el proyecto en una embajada cultural?”, etc. De alguna manera el diseño debía incluir y estudiar todas estas inquietudes o expectativas, lo cual no fue nada fácil.

¿Qué otros proyectos relacionados con la gastronomía habéis realizado y cuál os ha marcado más vuestra trayectoria?
Dentro del Equipo Creativo, la persona con una mayor experiencia dentro del mundo gástronómico es Oliver Franz Schmidt, con proyectos como Inopia (el primer bar de tapas de Albert Adrià), Casa Delfín, la cocina de la fundación Alicia y una sala de demostración para la empresa Sole Graells. A través de Inopia han venido más proyectos y fue una de las referencias para el Tickets.

¿Cuál es la tendencia en interiorismo y diseño de locales de gastronomía?
Una de las tendencias de los últimos años ha sido crear espacios minimalistas, silenciosos, cercanos a la cultura oriental. Pero nosotros creemos que en la actualidad la tendencia es justo la opuesta, espacios que vuelvan a lo local, a lo original de cada lugar, a lo auténtico. Tal vez en Barcelona esto significa espacios más coloridos, más sociales, más ruidosos, cercanos a una cultura Mediterránea en la que disfrutamos de lo social.

¿Hay modas o hay mucha imitación de estilos?
No sabríamos decir si hay modas, pero por supuesto, todos los profesionales en cualquier ámbito creativo miramos lo que pasa a nuestro alrededor y nos fijamos especialmente en las propuestas que nos parecen más interesantes. No se trata de una “imitación de estilos”, sino de mirar y aprender para mejorar. Las referencias son absolutamente necesarias en cualquier proyecto, pero en el ámbito del diseño la originalidad está muy valorada y creemos que los clientes también la exigen como clave del éxito de su local.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?
El Equipo Creativo está realizando una pequeña intervención en un gran restaurante en Gavá. Oliver Franz Schmidt está realizando un fastfood de Tapas en las Ramblas de Barcelona. Natali Canas del Pozo, junto con Lucas Echeveste, está realizando un edificio de tres viviendas para tres hermanas en San Sebastián, muy cerca del restaurante Arzak. En paralelo, está a punto de finalizar unos videos time-lapse sobre el proceso de construcción del restaurante Tickets y 41º, y a nivel de la enseñanza un curso de diseño para un grupo de estudiantes de arquitectura de Texas en Barcelona.

El Equipo Creativo
Oliver Franz es arquitecto, pero encontró su vocación en el interiorismo de los espacios gastronómicos. Franz ya había colaborado anteriormente con los hermanos Adrià (Cocina Fundación Alicia, Bar Inopia) y es autor de otros proyectos de hostelería en Barcelona.

Nació en Alemania en 1969. Entre 1986–1989 realizó la formación profesional de carpintería. En el año 1998 obtuvo el título de arquitecto por la escuela técnica superior de Kaiserslautern, Alemania. Con una beca Erasmus estudió entre 1994-1995 en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona ETSAB. Durante la carrera universitaria ganó en 1994 el premio alemán “fomento de construcción en madera”, en 1996 el premio europeo “solar building” y el premio alemán “Egon Eiermann”. Entre 1998 -1999 colaboró con una beca para graduados Leonardo con EMBT, Enric Miralles y Benedetta Tagliabue en Barcelona.

Vive en Barcelona desde el año 2003, donde trabajó durante 2 años para Xavier Claramunt. Desde 2003 a 2007 fue asesor de arquitectura para la Fundación Alicia (Sant Fruitós de Bages, Barcelona).

Natali Canas del Pozo es una arquitecta con un perfil muy creativo y multidisciplinar, ya que realiza un trabajo que combina el diseño de arquitectura (interiores, exposiciones y escenografías), los proyectos multimedia (video, fotografía) y la docencia.

Nació en San Sebastián en 1975. Estudia arquitectura entre Barcelona y Berlín y realiza el Máster de Arquitectura, Arte y Espacio Efímero en la Fundació UPC. En el año 2006 es premiada con una beca de la fundación La Caixa para realizar el Máster in Advanced Architectural Design de la Universidad de Columbia de Nueva York, dónde recibe, entre otros premios, el prestigioso premio a la excelencia en el diseño Wiliam Ware Prize. Su experiencia profesional como arquitecta incluye colaboraciones en el Departamento de Diseño de Exposiciones del Museo Guggenheim de Nueva York, el Studio Daniel Libeskind en Berlín, o el estudio ADD + Bailo Rull en Barcelona. En la actualidad tiene su propio estudio de arquitectura y media canas+echeveste, orientado a proyectos de diseño e interdisciplinares que abarcan distintos ámbitos artísticos y creativos.

Dani Rubio Arauna es un joven ((Santander, 1986) diseñador gráfico, de formación artística, especializado en identidad visual, tipografía y diseño editorial. Cursó los estudios de diseño gráfico en Barcelona, en la Escola Eina (UAB) y de Bellas Artes en la UB, así como el máster en Tipografía Avanzada de la Escola Eina. Ha participado en proyectos de muy diversa índole, especialmente en el ámbito cultural, aunque también en la hostelería. Ha trabajado junto a Pilar Gorriz y Mario Eskenazi y ha colaborado con diseñadores de producto, arquitectos e interioristas, además ha participado en diversas exposiciones y colectivos de diseñadores.

JIsabel Acevedo