Hacia una cuarta gama para carnes de parrilla y plancha

Así se abre paso la cuarta gama: piezas limpias, porcionadas, etiquetadas con peso, envasadas en atmósfera protectora, especiadas, etc…

De las instalaciones de Gicarns, empresa cárnica catalana enfocada a restauración, salen las piezas de carne fresca congelada pulidas, es decir deshuesadas, limpias de grasa, etc… muy indicadas para restaurantes con oferta gastronómica basadas en parrilla y plancha. “Lo hacemos para que el restaurante lo único que tenga que hacer es descongelar y cocinar”, especifican en la empresa. Algunas referencias como los bistecs y entrecots incluso van seleccionadas por gramaje. El suministro al cliente final de restaurantes independientes principalmente corre a cargo de distribuidores generalistas de congelado.

Mayor nivel de acabado presenta la gama de brochetas y asados para plancha, grill y parrilla de la multinacional de carne de pollo y pavo Grupo Doux, que en España comercializa sus productos con la marca Alsabia. Las brochetas para horeca se presentan marinadas en diferentes estilos (provenzal, italiana, oriental, mejicana, marroquí,…). El producto se vende congelado con una caducidad de dieciocho meses, presentado en bolsas de 2,5 kg. Asimismo destacan desde Doux dos referencias de asados entre la amplia gama de productos para parrilla: la pechuga de pollo asada y la pechuga de pollo marcada al grill, adecuadas como segundo plato o como ingrediente de ensaladas y sándwiches.

Carne fresca y también elaborada
También el Grupo Fuertes, conocido por marcas como El Pozo o Almirez, comercializa una amplia gama de productos para plancha o parrilla como carne fresca fileteada de cerdo blanco, cerdo ibérico, pavo y ternera, así como elaborados frescos: hamburguesas, adobados, marinados, etc… Estos últimos se venden bajo la marca El Pozo Fresco y tienen como clientes más destacables a los grandes distribuidores y carnicerías tradicionales. Sin embargo también el canal horeca consume estos productos por su “versatilidad, calidad, seguridad y rapidez de elaboración”.

Los productos frescos se comercializan fundamentalmente envasados al vacío o en atmósfera protectora. En cuanto a los cortes preferidos por el público, desde la empresa destacan que “El Pozo Alimentación se adapta a la demanda, ya que dependiendo de la zona geográfica en la que se comercialice el producto se facilitan unos tipos de corte u otros, adaptándonos siempre a cada cliente y cada mercado. Tanto dentro de España como en el exterior, las características de demanda son muy diferentes. A pesar de ello, desde El Pozo se aprecia una clara tendencia hacia el loncheado fino que facilita la preparación del producto y ahorra tiempo al prepararlo en la plancha”. La división de productos frescos de la compañía creció un 48,7% en facturación, lo que para sus responsables, es síntoma de muy buena salud en el segmento. “Cada año hay una mayor demanda de carnes y elaborados frescos que se preparan en plancha o parrilla, ya que son productos saludables que aportan un valor añadido: la facilidad de preparación”. l E.G.G.