Istanbul Döner Kebap pone en marcha una nueva fórmula de franquicia para favorecer el autoempleo

La propuesta de Istanbul Döner Kebap se basa en poner en marcha restaurantes por parte de la central que, una vez funcionando, son traspasados a nuevos franquiciados que se comprometan a gestionar directamente el local. La inversión global de apertura se afronta con un pago inicial de 50.000 euros más un préstamo por el resto del capital necesario para adquirir los derechos sobre el local –que variará en cada caso, dependiendo de la ubicación y dimensión del restaurante-, pero es la central quien gestiona el préstamo y quien actúa como avalista ante la entidad financiera.

Como el franquiciado desarrolla la gestión del restaurante desde el primer día, es él quien va recogiendo los beneficios, y una vez pagado el préstamo solicitado inicialmente, obtendrá el 100% de los ingresos que reporte el local.

El nuevo franquiciado recibe además el habitual curso de formación por parte de la central y todos los apoyos con los que cuentan los franquiciados de la cadena para la optimización de la gestión de sus locales