Las cadenas de restaurantes británicas encabezan el crecimiento europeo

Durante el pasado 2005, Italia y Reino Unido fueron los países europeos donde el sector de la restauración comercial facturó más. No obstante, Italia afronta una crisis que ya dura tres años. El mercado creció, pero tan sólo un 0,21%. Facturaba 58.520 millones de euros, sustentados, sobre todo, en la apertura, casi frenética, de nuevos locales pequeños -una tendencia en la que lleva apoyándose varios años- y el auge de la cocina temática y de autor.

La situación era muy distinta en Reino Unido: la facturación era algo menor que la italiana. Los ingresos de la restauración comercial se situaban en 42.878 millones de euros divididos, casi a partes iguales, entre las cadenas de restaurantes y operadores independientes. Pero en este caso sí se trataba de un crecimiento real, ya que las cifras reflejan un progreso del 13,49%. ¿Cuáles han sido las claves para que se produzca dicha evolución? La principal, el dinamismo del mercado: las empresas del sector han visto como se producía la cesión de testigo en sus cúpulas directivas; salidas a bolsa; rumores de cesión o fusiones, etc. Factores que han contribuido a hacer de la restauración comercial británica la más atractiva de Europa… en cuestión de números.

Los sectores de la restauración comercial española, francesa y alemana avanzaron, durante 2005, de forma moderada pero constante, consolidando avances de años anteriores. Francia facturó más: 37.770 millones de euros, mientras que el mercado español y portugués sólo alcanzaba los 25.980. Sin embargo, la restauración comercial española crecía casi dos puntos porcentuales más que la gala, presentando una evolución del 4,1% con respecto a 2004. La francesa era del 2,18%. Podría decirse que Francia y Alemania caminaban a la par, puesto que el crecimiento de los restaurantes germanos se situó en un 2,59%. Habrá que esperar para averiguar si la celebración del mundial de fútbol permite a los teutones hacerlo mejor este año.

Su majestad, McDonald’s
Como rezaba la canción, entre las cadenas comerciales, McDonald’s sigue “siendo el rey”. La marca americana no sólo se encuentra a la cabeza del ranking global en cuanto a facturación, sino que, a excepción de Italia, donde ocupa la segunda posición, también fue la enseña que más vendió en Gran Bretaña, España y Portugal, Francia y Alemania. Las cifras globales indican que McDonald’s factura en Europa más de 12.000 millones de euros, con 6.365 locales abiertos a finales de 2005. Un 4,55% más que durante el año anterior y una distancia abismal con respecto al segundo grupo en la lista: el británico Whitbread Restaurant.

Dentro del ranking de los veinte primeros, dominan el mercado las cadenas americanas e inglesas, seguidas de las empresas francesas, alemanas, o italianas. También se encuentra alguna representación suiza y belga, pero ninguna española. La cadena nacional mejor situada es Telepizza, que ocuparía la posición 21, con 414 millones de euros de facturación y 814 locales abiertos a finales de 2005.

Casi ningún grupo logró crecimientos de dos dígitos, con la excepción de los americanos de Subway y el grupo inglés Greggs, el caso más espectacular, con una progresión de más del 62%. l
Ana I. García