Las cocinas centrales se vuelcan en la eficiencia energética

Sobre todo en un momento como el actual en el que estos grupos no atraviesan precisamente su mejor momento, debido a la crisis de presupuestos en los reguladores de asignaciones a colegios y hospitales.

De hecho, algunas cocinas ya han solicitado voluntariamente una auditoría energética fruto de la oferta del servicio DSE2 que en el seno de ANTA trata de advertir de la importancia de estos costos y de la necesidad de controlarlos y reducirlos.

Juan Romera, director general de COSTOUT, empresa asociada a ANTA, ha admitido que la renuencia a invertir en mejoras energéticas como consecuencia de las irregularidades en materia de demanda, pagos e incertidumbre sobre el futuro del sector no es la mejor solución.

El programa DSE2 continuará auditando cocinas centrales para disponer de parámetros de referencia, ya estén implantadas en colectividades que sean o no clientes.