“Los principales recortes se han producido en el precio medio del cubierto en comuniones y actos de empresas”

A pesar que desde los establecimientos no quiere darse la voz de alarma y sólo se admite un ‘ligero descenso en este tipo de celebraciones’. No obstante, desde la Asociación de Salones de Banquetes y Empresas de Catering, se admite que éste es el peor momento de los últimos diez años para el sector.

Manuel Espinar, presidente de la patronal ha sido el encargado de explicar a RESTAURACIÓN NEWS en que momento se encuentra ahora el segmento de los banquetes y que perspectivas de futuro hay para el mismo.

¿En qué momento se encuentra el negocio del Banqueting? ¿cómo ha afectado la crisis?
El negocio está en el peor momento de los últimos diez años. El número de bodas ha descendido en más de un 50%. La gente no se casa por miedo a la crisis y los que se casan hacen una contratación a muy corto plazo, entre tres y cinco meses vista. Es lo que nosotros hemos definido como el fenómeno de las bodas Express.

¿Dispone de datos comparativos del sector de este año con respecto a años anteriores?
Como te decía, estamos atravesando un mal momento por el descenso del número de clientes de más del 50% al que hay que añadir también una reducción tanto del número de invitados como del precio medio del cubierto, lo que se traduce en aproximadamente un 40% menos del volumen de negocio respecto al año anterior.

¿Cómo ha evolucionado la actividad de las empresas respecto al negocio del banquete? ¿son más las que nacieron para dedicarse a este sector y luego se diversificaron en otros o a la inversa?
No disponemos de cifras concretas al respecto, pero las estimaciones nos llevan a calcular que cerca de un 15% de las empresas que tradicionalmente se han dedicado al banquete han optado por diversificar su oferta orientándose hacia el catering.

Por otra parte, concretamente en Valencia, durante los últimos años hemos apreciado que el sector del mueble y el inmobiliario han diversificado sus negocios hacia el banquete, provocando una saturación del mercado. La falta de profesionalidad de algunas de estas empresas les ha conducido a su desaparición en esta época de crisis. En este sentido cabe denunciar la afloración de una gran cantidad de empresas de catering que, en muchas ocasiones, no operan bajo la legalidad vigente que exige el mercado, por ejemplo al carecer de registro sanitario.

Respecto al cliente, ¿cuál ha sido la evolución en el negocio del banqueting? ¿Continúan las bodas y comuniones siendo lo más solicitado o se han sumado nuevas opciones y celebraciones?
Actualmente las bodas y comuniones suponen aproximadamente el 60% de la facturación de nuestros negocios, mientras que el 40% restante lo representan los diferentes tipos de eventos vinculados a empresas como pueden ser inauguraciones, convenciones, reuniones de negocios, etc.

¿Ha variado lo que el cliente solicita cuando contrata un servicio de banqueting? ¿qué es lo más solicitado, cuál es la tendencia?
Debido a la vorágine de la sociedad actual, ha surgido un nuevo concepto de celebración que nosotros llamamos bodas Express. La falta de tiempo para realizar una contratación individualizada de todos aquellos servicios extras que conlleva una boda (como pueden ser los reportajes de video y foto, el viaje de novios, la decoración floral, los trajes, etc.) provoca que las parejas acudan a las empresas de banquetes con una demanda cada vez mayor de servicios complementarios al menú y el banquete. En este sentido, desde el sector del banquete debemos responder a las nuevas necesidades del mercado, convirtiéndonos en una especie de servicio de asesoramiento personalizado de los novios, ofreciéndoles un servicio integral de productos y servicios que les facilite la organización de su boda.

¿Cuál ha sido la evolución en los sistemas de producción?
La mayoría de las cocinas de banqueting están llevando a cabo el proceso de instalación de una línea de frío de producción completa (ver cuadro adjunto) con la que se consigue una racionalización eficiente del trabajo, evitando los problemáticos picos de producción con los que nos encontrábamos en muchas ocasiones durante los eventos.

¿Cuál es el tiempo medio de reservas en la actualidad? ¿Se ha rebajado respecto a otros años? Y en el precio, ¿cuál ha sido la evolución de la media en estos años?
El fenómeno de las bodas Express ha provocado una rebaja en el tiempo medio de reservas a cinco meses, cuando hace apenas dos años se reservaba a 12/15 meses vista. Respecto al precio, en los banquetes de boda no se han apreciado cambios considerables, mientras que por el contrario el recorte ha sido más significativo en el precio medio del cubierto en comuniones y actos de empresas en los que la reducción ha llegado al 40%.

¿Qué destacaría respecto a los sistemas de servicio? ¿qué es lo que más se solicita en la actualidad?
Podríamos destacar que, en la actualidad, el cliente demanda que todo este tipo de ceremonias o acontecimientos festivos se celebre en entornos naturales, por lo que se ha puesto de moda el servicio de banqueting en alquerías o masías rurales.

¿Cómo ve el futuro del sector?
Con luces y sombras. Nuestro negocio depende de los flujos económicos y por tanto si estos se reactivan, aumentará el número de eventos y de comensales que se organicen y consecuentemente también lo hará nuestro volumen de negocio. Si por el contrario la difícil situación económica se prolonga en el tiempo nos veremos obligados a seguir trabajando para buscar soluciones que permitan que nuestras empresas sigan siendo rentables.