Los zumos, fuente de energía, se hacen hueco en el mercado

Los países de Europa Central y países del Norte consumen mayor cantidad de zumo que los mediterráneos, aunque pueda sorprender, debido al clima más benigno en estos últimos.

El zumo es un producto típico del verano que enlaza perfectamente con la tendencia actual del bienestar y la salud. Al ser un producto fácil de transportar se requiere poco espacio para un puesto de zumos, los denominados “kioscos”, que se desarrollan sobre todo en lugares de tránsito, como centros comerciales o cerca de oficinas y gimnasios, con una clientela rica y consciente de la importancia de la nutrición.

A lo largo de su evolución se han probado combinaciones de frutas licuadas con hielo picado, leche o yogur con gran acogida entre sus consumidores. En cuanto al nivel de precios de los zumos frescos se corresponde aproximadamente con el café de las cafeterías, pero con márgenes significativamente más pequeños. Hay que destacar que el zumo recién exprimido, sin aditivos industriales, tiene mayor éxito entre los consumidores. Por ello, son populares aquellos que cuentan entre sus ingredientes con wheatgrass o guaraná, ya que su composición combate situaciones de estrés y contribuye al bienestar general.

Reino Unido, Irlanda y Alemania
A finales de los noventa comenzó en Reino Unido una tendencia en crecimiento sobre la salud, regresando el interés a los kioscos de las calles y centros comerciales y a las cafeterías que ofrecían “auténtico” zumo. Gran parte del impulso se debió al nuevo producto elaborado a base de frutas licuadas y yogur, los “smoothies” (batidos).

La cadena más grande de zumos de Gran Bretaña, con sede en Irlanda, “Zumo”, se ha caracterizado por kioscos situados en grandes centros comerciales que no ocupan más de 15-20 metros cuadrados e incluso 7 metros. “Zumo” fue fundado en 2001 por un irlandés, que tras una investigación internacional se animó a combinar el gancho de las cadenas de zumos californianas, como “Jamba” –pioneros y principales establecimientos a día de hoy en la oferta de alimentos sanos y bebidas, incluyendo batidos de frutas, zumos, té, ensaladas, sándwiches-con la calidad de los zumos de los vendedores ambulantes de Brasil.
“Zumo” prefiere los centros comerciales, aunque también tiene en cuenta los pequeños puestos de las calles principales. El atractivo principal es “la nutrición en el camino”, pero de acuerdo con el gerente de marketing Florine Eppe se ha producido un cambio en el perfil del consumidor, enfocándose en las personas de 25-40 años, en vez de los menores de 25.

En Irlanda han triunfado los “Jump Juice Bars”, fundados en 2003 por dos jóvenes que buscaban alternativas saludables a la comida rápida fuera de casa. Finalmente, se decantaron por ofrecer, además de los zumos y batidos, helados, sándwiches, sopas, frutos y frutas secas y macedonia de frutas entre otros.

El éxito de los plátanos “Chiquita” en Alemania desembocó en la creación del primer FruitBar Chiquita en Hamburgo, añadiéndose rápidamente doce puntos más de venta en toda Alemania. El concepto que desarrollan son tres formatos de “kiosco” que van desde los 2 metros cuadrados hasta los 30 metros recibiendo entre 600 y 700 visitas al día, de las cuales un 63% de los clientes son mujeres con un porcentaje del 66% menor de 34 años.

Francia, Países Bajos e Italia
El Ministerio de Sanidad Francés ha promovido activamente durante los pasados meses de enero y febrero una dieta saludable a través de la campaña “I love my body” con el lema “cinco frutas y verduras al día”. Así, los bares de zumos se han convertido en un elemento importante. Muestra de ello es el éxito que ha cosechado “Le Paradis du Fruit”, el establecimiento de venta de zumo más antiguo de Francia. Fue creado por los hermanos Louzon, pioneros en desarrollar las ideas adquiridas en sus viajes, llevándoles a desarrollar un concepto de restaurante en París con zumos de frutas recién exprimidas y aperitivos preparados con verduras frescas.
“La Place” sigue siendo el líder indiscutible del mercado en los Países Bajos para los zumos recién exprimidos y licuados destinados a los viajes y las compras públicas. Aunque las barras de “Juicy Details” comienzan a hacerles sombra, ya que se consideran sinónimo de calidad superior, con establecimientos de gran atractivo para el consumidor, gracias a sus colores llamativos y su amplia variedad de productos. Pese a que esta cadena, fundada en 2005, se vio obligada a cerrar como resultado de las decepcionantes cifras de ventas, el panorama actual ha cambiado, no sólo por la mayor conciencia de la gente sobre la importancia de consumir fruta, sino por el apoyo que le brindó la compañía de financiación de Antea de la Haya, permitiendo su relanzamiento.
“Fragole e carote” (fresas y zanahorias) es un concepto de bar natural que se puso en marcha en 2004 en Milán y ahora cuenta con siete tiendas, la mayoría de ellas en esa ciudad y sus alrededores. Actualmente, un 55-66% del volumen del negocio anual es generado por zumos naturales, batidos y verduras frescas como ensaladas, demostrando el éxito de este tipo de fórmulas.

Ni blanco ni negro
Poco a poco los zumos han ido avanzando en el sector del foodservice, al ser rico en vitamina C, lo que se traduce en un producto saludable a ojos del consumidor. Pero el zumo no tiene el mismo valor nutritivo que la fruta, ni siquiera cuando se elabora en casa. Mantiene buena parte de sus vitaminas y minerales, pero la vitamina C se degrada fácilmente. Además, se pierde parte de la fibra en el proceso de elaboración. Sin embargo, los zumos nutren de forma instantánea, pues son absorbidos rápidamente por el organismo, por ello se recomienda tomarlos en ayunas o mediar hora antes de las comidas.

La forma de vida rápida no está reñida con la buena alimentación. Por ello el éxito que establecimientos como los mencionados han tenido, donde su fórmula es la utilización de materias primas de gran calidad y la elaboración de zumos instantánea para conservar todas las propiedades de la fruta. Gracias al concepto take-away o como algunos comercios han querido denominar –de forma más agresiva- grap-and-go y a la ampliación de la oferta de zumos con sándwiches, tostadas, ensaladas, bocadillos, sopas y una gama de menús, comer fuera de casa de forma sana y a precios razonables es posible.

Los zumos en España
Existen 50 empresas dedicadas a la elaboración de zumos, de las cuales 20 forman parte de Asozumos.
Durante el 2010 se consumieron 23 litros de zumo al año por persona, por detrás de Alemania, líder indiscutible, pero por encima de Reino Unido y muy próximo a Francia.
La media de consumo europeo de zumo se sitúa en 22,7 litros por habitante.
El sector de los zumos y néctares en España comercializa alrededor de 1.100 millones de litros con una cifra de negocio de 650 millones de euros. Las empresas del sector dan empleo directo a 4.000 personas, además de generar otros 10.000 empleos indirectos
Se exportan alrededor de 650 millones de litros al año, situando a nuestro país con casi un 10% del mercado total europeo de zumos y néctares, lo que representa 11.275 millones de litros en el mercado europeo.
Los productos refrigerados apenas alcanzan el 6,7%, mientras que los productos de concentrado consiguen un 90% de las ventas.
El zumo de naranja se convierte en el gran protagonista con un 26% del mercado, seguido por la piña y el melocotón.

JMarta ardizone