Manuel Lameiro

En Madrid, los restaurantes La Cantina, O’Cacho, la Heladería de la Plaza de Santa Ana; y en La Veiga (Orense), una ganadería de la que como no podía ser de otra manera, se abastecen los establecimientos. Emprendedor y autodidacta, cree que su principal reto en estos momentos es formarse como empresario para seguir montando restaurantes.

Su día a día es levantarse, hablar con los encargados de los restaurantes para saber qué problemas están surgiendo y cómo solventarlos. Come en alguno de sus locales, descansa un rato en casa y por la tarde va al gimnasio, una de sus aficiones. Las otras, ver la televisión, ir al cine y salir con sus amigos. Este es su día a día de lunes a miércoles, puntualiza. Los jueves se va a Galicia a realizar gestiones propias del negocio ganadero que acaba de poner en marcha hace unos meses. l E.G.G.