“Nuestra gran apuesta de futuro y de presente son las máquinas automáticas de café para Horeca”

Esta importante compañía estableció su filial española en 1987, convirtiéndose en la primera filial del mundo. Desde Saeco Ibérica, cuya sede central está ubicada en el municipio barcelonés de Cornellà de Llobregat, se provee a buena parte de las cafeterías, bares, restaurantes y hoteles de España con la última tecnología en máquinas de café espresso. Pero Saeco no fabrica y distribuye únicamente este tipo de máquinas, también es especialista en vending (máquinas distribuidoras de café, bebidas calientes, bebidas frías y snacks y combinadas).

Saeco Ibérica no faltará a la gran cita de los fabricantes de maquinaria para hostelería: Hostelco 2008. En este salón, la compañía presentará sus últimas novedades y dejará patente que el futuro de las máquinas de café pasa por la automatización. Así lo avanzó el director de Vending y Horeca de Saeco Ibérica, Juan José Mach.

Saeco lleva años sin faltar a la gran cita de la maquinaria para hostelería y restauración, Hostelco. Este año no faltarán, ¿no es así?
Saeco lleva 18 años sin faltar a Hostelco y este año no podía ser menos. Tenemos muy buena relación con la organización de la feria y en esta ocasión, volveremos a estar en el Área Café, porque, aunque también tenemos una importante división de vending –incluso este año presentaremos alguna novedades en máquinas vending-, nosotros somos especialistas en máquinas de café espresso: nuestro principal objetivo es seguir siendo líderes en este sector, ofreciendo la mejor y más avanzada tecnología. Hace cuatro años, se formó la división Horeca y es una división que nosotros consideramos primordial. Dentro de esta división tenemos dos gamas o tipos de máquinas: las manuales y las automáticas. Y es en esta última sección donde presentaremos más novedades. Nuestra gran apuesta de futuro y de presente son las máquinas automáticas de café para Horeca.
¿Estamos hablando de las nuevas generaciones de máquinas de café?
Sí. La tendencia del mercado es ir hacia la automatización de las máquinas de café y Saeco es el primer fabricante que ha apostado por ello. Nosotros somos especialistas en máquinas de café espresso automáticas.
¿Qué les hace diferentes del resto de fabricantes?
Nosotros llevamos muchos años apostando por esta tecnología; apostando por ella y aplicándola. Primero lo hicimos con las máquinas domésticas, después con las de Vending y posteriormente con las de Office Coffee Service, es decir, máquinas muy robustas y resistentes, pero de pequeñas dimensiones, ideales para oficinas y centros de trabajo; y ahora lo aplicamos en las máquinas para profesionales. Estamos centrando nuestros esfuerzos en la hostelería. Hasta ahora, el resto de fabricantes no habían tenido demasiado éxito en la aplicación de la automatización en sus máquinas: la mayoría fabrican máquinas muy costosas, más grandes y pesadas, más difíciles de mantener… Sin embargo, nosotros hemos conseguido una auténtica revolución de las máquinas de café profesionales con la nueva línea Idea. Se trata de una gama de máquinas de café muy fiables, con un mantenimiento muy sencillo, máquinas de dimensiones compactas, y a unos precios asequibles.

Estamos hablando de máquinas automáticas, es decir, que apretando un botón obtenemos el café. ¿No cree que esta nueva generación de máquinas de café hará desaparecer la figura del barista?
No, porque, aunque sean máquinas automáticas, también están pensadas para el barista, simplemente, le facilita el trabajo. Él deberá trabajar, si lo desea, los diferentes módulos. Pero esencialmente, las máquinas automáticas facilitarán el trabajo al restaurador, porque le permitirá ser más flexible en la contratación de personal. Son máquinas muy fáciles de utilizar, cualquiera puede hacerlo. Evidentemente, para hacer un buen café siempre es necesaria una formación específica. Con las máquinas automáticas estos factores se simplifican. Se consigue, además, un mayor control sobre el rendimiento del producto. Hay una parte muy importante del mercado que verá cómo estas máquinas les facilita y simplifica el trabajo.

Sin embargo, ¿cómo harán para salvar el obstáculo de “la tradición”?
Sabemos que esto costará de aceptar por parte de muchos restauradores, pero es normal. Sólo hay que pensar en cómo ha cambiado la forma de trabajar en los últimos años gracias a los avances tecnológicos. Cuando se introduce un avance de este tipo siempre hay reticencias a la hora de adoptarlo, pero cuando se ven todas las ventajas, se olvidan los prejuicios. Nosotros, además, les garantizamos una calidad y fiabilidad con más de veinte años de experiencia. Llevamos todo este tiempo fabricando máquinas de café espresso domésticas automáticas y de Vending y damos la garantía que en las profesionales el sistema no sólo es el mismo, sino mucho más avanzado.
¿Qué sistema es el que aportan diferente?
Nosotros inventamos el corazón de la máquina de café, lo que llamamos grupo de café, extraíble y fabricado en resinas plásticas. Este grupo de café de plástico y extraíble que hemos aplicado durante años a las cafeteras domésticas, es el que hemos adaptado para las máquinas profesionales y también para las máquinas de bebidas calientes y café de vending. Que el grupo de café sea de fácil extracción significa que se puede limpiar más fácilmente, que las intervenciones son más fáciles de solventar y que, por tanto, el mantenimiento de las máquinas es más ágil y rápido. Es la clave del éxito de las cafeteras Saeco: son fáciles de mantener, son fiables y son muy regulares.

Imagino que este gran avance es el fruto de años de investigación…
Claro. El hecho de tener fábricas especializadas en máquinas de café espresso, el hecho de tener a un gran equipo de ingenieros habituados a trabajar este tipo de tecnología en máquinas muy pequeñas, nos permite aprovechar sinergias. Son 120 ingenieros los que trabajan en el departamento de I+D para que estos componentes sean los mejores, y para que las máquinas de Saeco sean regulares –es decir, que trabajen con regularidad-.

Pero estas máquinas automáticas restarán imaginación al mundo del café. ¿Se necesitará una máquina para cada tipo de café?
Estas máquinas automáticas tienen unos márgenes de regulación para adaptarse a todo tipo de café. El restaurador puede regularla para hacer un café más o menos fuerte, por ejemplo. Puede escoger el gramaje de café para cada dosis. Por otro lado, están los módulos adaptables para cada tipo de café y de modalidad. Por ejemplo, para máquinas de autoservicio que, sólo apretando un botón, el cliente puede elegir entre café solo, con leche, café corto o largo… En resumen, nuestra filosofía es conseguir máquinas que puedan elaborar café de diferentes maneras y luego diferentes módulos para adaptar las máquinas al mercado.
¿Está diciendo que las máquinas tradicionales desaparecerán?
No. Lo que decimos es que hay una clara tendencia de predominio de las máquinas automáticas, frente a las tradicionales, pero ambas deben convivir en el mercado. Nosotros lo que queremos es liderar el mercado de la fabricación de máquinas automáticas.
¿Cuál es su visión sobre el mercado del café en España?
Creo que en el mundo de los torrefactores hay una concentración importante. El sector está muy atomizado y tiende a la concentración.La expansión de los nuevos coffee shops ha contribuido bastante a solidificar la cultura cafetera en España, pero seguimos muy por detrás respecto a otros países europeos. El consumo de café en España es de unos 4 kg/persona/año. Es una media muy baja, a pesar de la cultura de bar tan arraigada que tenemos. En resumen, creo que aún hay mucho margen para crecer.

Como director de Vending y Horeca de Saeco Ibérica, ¿cuál es su análisis del sector del vending en España?
Nosotros aprovechamos muchas sinergias con el sector Horeca. Cada vez más hay una gran interacción de máquinas de vending en el sector hostelero. Es decir, la máquina de vending se ve como un complemento en el canal Horeca. ¿Cómo veo el futuro del vending? Pues creo que los operadores deben ampliar la oferta de productos. En cuanto al mercado, en general, todavía las máquinas que más se venden son básicamente las de café y las de bebidas calientes, pero las que más están aumentando sus ventas son las de snacks. Supongo que eso marca bastante el presente y futuro del sector del vending. l
I. A.