Oportunidades ante la crisis

La restauración moderna, cuyo crujir de cuadernas es altamente sonoro, ha dado muestras de no amilanarse ante la persistente caída de la demanda. Y tenemos ejemplares casos, de los cuales se ha hecho eco nuestra revista.

Creación de nuevos conceptos, sustitución de enseñas en locales fatigados con las que inicialmente se implantaron, internacionalización e, incluso, desarrollo de nuevos servicios a los clientes (lo que podemos extender a un buen puñado de distribuidores de foodservice), tanto a nivel de nuevas medidas en materia de marketing restaurant como de genuinos facilities, permiten afirmar que, en España, transcurridos ejercicios como los pasados, tienen en este número las cifras de los TOP 150 del 2010, y el presente, será preciso que, por estas fechas, en 2012, podamos felicitar a aquellas empresas y cadenas que con valentía, a veces osadía, no hayan querido tirar la toalla.