Reabre la Paninoteca de Balbina Valverde

En la carta, presenta algunas novedades como las piedinas, un tipo de bocadillo de pan plano típico de las provincias italianas de la Romagna, o el Panino de Momofoku (también en versión Coca Pizza), una versión del famoso sándwich de panceta del restaurante neoyorquino del mismo nombre, que conviven con las clásicas cocapizzas gourmet y mediterráneas, elaboradas a partir de ingredientes naturales de primera calidad. Además, D’E Balbina Valverde ofrece, para acompañar sus originales creaciones, una completa carta de vinos con referencias bien seleccionadas y para todos los gustos, algunas servidas por copas, a un precio muy competitivo.

Con una capacidad de 125 comensales y dos salas diferenciadas, una para fumadores y otra para no fumadores, el de Balbina Valverde es el más espacioso de los tres locales que la Paninoteca D’E tiene en Madrid. Su decoración, obra de Eric Ruiz Vernacci, sigue la línea elegante y funcional de los otros restaurantes, con predominio de tonos negros, grandes ventanales y una cuidada iluminación. Cuenta con una gran barra central metálica en una de sus salas, ideal para disfrutar de un picoteo más informal, mesas bajas de diferentes capacidades, perfectas para una comida familiar o una cena romántica, y, con las divertidas mesas columpio, pensadas para pasar un rato agradable con los amigos. La entrada de la Paninoteca está coronada por un vanguardista panel de sugerentes curvas y luces, construido con el mismo material que utilizan los falleros valencianos para levantar sus “ninots”.