Smartkiosk acaba con las colas frente al mostrador

A quién no le gustaría terminar con los atascos que se forman en hora punta frente a una barra, controlar mejor las transacciones minimizando errores humanos, dirigir la comanda del comensal hacia los productos más rentables,… Son las ventajas más evidentes, pero no las únicas, que aporta el sistema de autocompra Smartkiosk, especialmente pensado para restaurantes de servicio rápido y capaz de atender hasta 120 personas en una hora. Grandes grupos del sector como Eat Out o Husa ya lo han probado.

Futura, la compañía desarrolladora del innovador sistema Smartkiosk, lo define como un punto “express” de pedidos. El cliente los realiza en una pantalla táctil, lo paga y obtiene un ticket con su pedido. Automáticamente éste se envía a cocina y/o barra para proceder a su preparación y servicio, agilizando el proceso. De esta forma los camareros se dedicarán exclusivamente a servir. Otra cualidad destacable del sistema es su intuitivo manejo, que acompañado de una cuidada presentación de los productos, lo convierten en un escaparate “dinámico” y muy visual.

Smartkiosk está especialmente diseñado para establecimientos con momentos críticos de servicio como el local que la enseña Pans & Company de Eat Out tiene en el centro comercial La Roca Village de Barcelona. Jordi Mostazo, Director de Ventas de Bocadillerías de Eat Out Group, explica, “buscábamos un sistema que nos permitiese atender a más clientes en las horas punta, ya que el de La Roca Village es un restaurante que tenemos saturado, especialmente los sábados. Y lo cierto es que el sistema está funcionando muy bien”. Lleva en pruebas desde agosto y según Iñigo Armendáriz, Product Manager de Futura, “ya absorbe cerca del 30% de los pedidos, minimizando la formación de colas por una mayor rotación de clientes”.

Promociones rentables
El sistema, cuya inversión se puede llegar a amortizar – según sus responsables – en un corto plazo, tiene además múltiples funcionalidades promocionales que permiten incrementar las ventas y el ticket medio. Por ejemplo, el sistema puede hacer sugerencias al cliente, u ofrecerle cambiar un producto o marca que han elegido por otro con mayor margen o al que interesa dar salida. Es lo que en Futura llaman “switching”. “Algunas pruebas realizadas en distintos sectores han arrojado desde un 35% a un 60% de consumidores que cambian, lo que nos da una idea del potencial a nivel promocional que tiene Smartkiosk”, explica Iñigo Armendáriz. Apoyando esta afirmación, Mostazo da su visión desde el lado del cliente: “Smartkiosk ofrece un producto alternativo cuando el cliente pide una bebida (por ejemplo). Realmente es sorprendente la cantidad de veces que el cliente ‘pica’ en la sugerencia”.

Los expertos de la página www.kioskmarketplace.com, especializada en kioskos self-service, aseguran “una adecuada presentación de las opciones de menú, venta sugerida, etc… consiguen incrementar el ticket medio entre un 15-25% en comparación a la venta en mostrador”.

Adicionalmente, Smartkiosk va acompañado de un potente programa de administración que se le instala al cliente, quien de forma remota y en tiempo real puede conocer cómo se están comportando sus ventas, en un local o en toda la cadena. El sistema también le proporciona diversos informes de ventas, gráficos que le facilitan la gestión de su local.

Soluciones Tecnológicas para la hostelería
Futura apuesta por las nuevas tecnologías como herramientas para optimizar la operativa y gestión de los establecimientos hosteleros. Por eso ha desarrollado además, otros innovadores sistemas que está comenzando a comercializar en España. Uno de ellos, consiste en que el cliente dispone de un terminal táctil en su propia mesa, desde donde realiza el pedido sin tener que esperar al camarero para ser atendido. La orden se envía directamente al TPV y cocina. Este sistema se está instalando en un nuevo local que la franquicia Zirkus Beer va a abrir próximamente en Ciudad Real. Además, ha desarrollado un sistema para la gestión y control de accesos – integrándolo con Smartkiosk – para comedores colectivos, en el que los usuarios adquieren o pagan el servicio de comedor en Smartkiosk, y con el ticket o tarjeta magnética lo validan en los tornos que les dará acceso al comedor.

Pruebas de fuego en Rock in Río y Expozaragoza

El macrofestival musical Rock in Río, fue uno de los mayores retos de Futura en España, en donde desplegó 125 puntos de venta de tickets (50 Smartkiosk y 75 TPV’s), en virtud de un acuerdo con la concesionaria de la restauración Prats Fatjó Catering & Services (del Grupo Husa). Por otro lado, en Expozaragoza 2008 se instalaron varios sistemas dentro del pabellón del Ayuntamiento de Zaragoza que gestionaron unos 25.000 pedidos. Futura también está trabajando o ha trabajado,además de con la mencionada Eat Out, con la enseña La Mostaza, del grupo Re-Imagina Restauración, con el Grupo Husa, y con numerosos locales de ocio nocturno.