Tiempo de eventos

Eventos todos que están llamados a tener muy en cuenta la situación presente y la futura, que no será mejor. Va a prevalecer el costo/contacto sobre las relaciones públicas y/o la presentación de novedades. Pues para aquéllas ya están los armados gabinetes ad-hoc, algunos -o alguno- reconocidos tan públicamente que gozan de exenciones fiscales; y para éstas las redes sociales donde, al parecer, da igual que una prodigiosa máquina coincida con el croner de turno.

Lo que es evidente es que, en un evento hay piel, y el éter aún no la ha conseguido; por lo que aún nos quedan por celebrar muchas ediciones de los acontecimientos citados, a los que lo único que le pedimos es que perseveren en su objetivo de rigor profesional, elevado nivel de servicio y adecuación de los costos de realización a la suficiencia y capacidad de pago de los convocados.