Zaranda renueva su carta

En la actual, se rinde homenaje a los productos del mar, con platos como el Yodo de la oreja de mar, el berberecho, el percebe y el erizo, sobre un aspic de hinojo con salicornio y vinagreta de limones en salmuera o el de ostras “gillardeau” tibias y servidas sobre puerros en papillote con vichysoisse ligeramente ahumada y aire de cerveza negra. En el apartado de las carnes Arellano presenta una pechuga de pichón de “bresse” asada entera y deshuesada, con su ravioli, alcachofas y jugo “niçoise”o el plato de molleja de ternera blanca a la “meunier” con guisantes fondeados y pan de especias. Entre los clásicos e imprescindibles de Zaranda, reaparecen su delicioso cochinillo en choucroute oriental y el mero en costra de brioche, con alguna variación. Fernando Pérez Arellano introduce también un plato, homenaje a uno de sus maestros, Michel Roux, del restaurante Le Gavroche: el corazón de alcachofa “Lucllus”. Entre las sugerencias del día, que el camarero canta con todos los precios, no falta otra de las enseñas de la casa: la caza.

Zaranda ofrece de nuevo dos menús, el Zaranda a un precio de 56 euros por persona sin vino. Y el menú Arellano a 78 euros, sin vino, ó 110 euros si el cliente quiere una armonización con los interesantes caldos de su cava que cuenta ya con más de 150 referencias nacionales e internacionales. l RN