Jamie Oliver abre su Italian en Dublín

Pero eso no es todo. Además de seguir creciendo fuera del Reino Unido, los resultados de su grupo empresarial indican que en 2011 facturó 47 millones de libras y obtuvo beneficios por valor de 4,65 millones de euros.