Romano abre en Dallas una incubadora de restauración

El recinto, próximo al puente que Santiago Calatrava ha construído en la periferia de Dallas, se llama Trinity Groves Restaurant Incubator y ocupará quince acres con 160.000 pies para oficinas.

Romano quiere crear nuevos conceptos de restauración que lleguen a ser conocidas marcas en el futuro. De momento cuenta ya con la incorporación de emprendedores relacionados con las BBQ, las cervecerías, los hot dogs y los restaurantes casual.

A través de su empresa West Dallas Investment (WDI), Romano podrá tomar participaciones en las empresas que, a su juicio, tengan futuro o cobrar una renta por el uso de los servicios comunitarios que ofrecerá a los inquilinos de la incubadora.