Pronto Pizza ofrece la reconversión a su marca a pizzerías o hamburgueserías en funcionamiento

Pronto Pizza, enseña de restauración italiana, ha impulsado la reconversión de negocios con el objetivo de ofrecer su modelo de franquicia a nuevos emprendedores.

La cadena de pizzerías busca perfiles en toda España dentro del sector de la hostelería, que actualmente operen un negocio y que busquen unirse a una red de franquicias para aprovechar todas las ventajas que este sistema de crecimiento ofrece.

20160921_pronto-pizza

Entre estas ventajas se encuentra la de contar con descuentos con proveedores gracias a las economías de escala que una red de franquicias ofrece. Así los precios se ven repercutidos en una oferta más competitiva lo que asegura un mayor flujo de clientes y una gran rentabilidad del negocio.

De esta manera, Pronto Pizza ha eliminado el canon de entrada de acceso a la red, por lo que la inversión necesaria para abrir un restaurante de la marca se reduce de 65.000 euros a 20.000 euros. Con ello, el franquiciado podrá beneficiarse de todo el know-how que tiene un negocio probado con éxito.

Pronto Pizza surge de la experiencia de más de 20 años en la apertura de establecimientos de restauración de los socios fundadores AntonellaVerdechi y Francesco Barbato. Bajo las premisas de calidad, tradición y elaboración artesanal, estos emprendedores italianos consiguieron crear un lugar donde disfrutar de gastronomía italiana de calidad, con métodos artesanales y a precios competitivos.

Actualmente la marca cuenta con un establecimiento en Fuerteventura, al que se le sumará una apertura en los próximos meses en la península. Bajo la fórmula de expansión en franquicia, la inversión necesaria para remodelar y adaptar un restaurante en Pronto Pizza es de 20.000 euros, para locales con un mínimo de 80 metros cuadrados ubicados en poblaciones con más de 50.000 habitantes.