Algunas incoherencias respecto a los ecológicos en colectividades

Enrique Ordónez, de Clece, resaltó el desconocimiento que hay por parte del consumidor, en contraste con las exigencias que ya se dan en muchos concursos públicos, sobre todo en Andalucía donde “las compañías no sólo tienen mayor puntuación si incluyen ecológicos, sino que en algunos casos, si ofertas dieta ecológica el precio también es mayor”.

Ana Mª García Gallardo, de Brassica, en esta línea, aseguró que su compañía ha apostado por los ecológicos, pero se encuentra con serias dificultades por la escasa oferta y surtido existente: “No encontramos prácticamente proveedores de mermelada ecológica en formato monodosis”, ejemplificó, añadiendo posteriormente que “la leche la tenemos que traer de Alemania, porque su precio aquí no es compatible con lo que pide la Administración”, quien, sin embargo, parece no tener en cuenta el coste ambiental que supone ese transporte, recordaba alguien en la ronda de intervenciones del público.

En Andalucía, los organismos públicos han propuesto una mesa de trabajo entre empresas de catering y proveedores de ecológicos para mejorar y solventar este tipo de situaciones. Cristina Rodríguez, del grupo La Toja, manifestó otros argumentos que dificultan la generalización de los ecológicos en colectividades: los productos suelen tener peor aspecto, el calendario ecológico hace que no se puedan tener disponibles todos los alimentos a lo largo de todo el año, la gestión de compras de las empresas suele estar centralizada, “lo que dificulta el modelo ecológico en el que priman los productos locales”, el precio público a veces no deja margen para la compra de ecológicos… Rodríguez hizo además un llamamiento a los agricultores para que ayuden a comunicar las ventajas de la producción bio, para que planifiquen el suministro a las empresas y mantengan precios razonables. Por su parte Ordóñez recordó a las administraciones que no se puede pedir más por menos: “Algún día las empresas tendremos que decir: no me diga usted que mantenga el precio exigiéndome cada vez más cosas”.

Sin abandonar el ámbito de la sostenibilidad, la siguiente intervención fue la de José Antonio Lorente, de Nutripack, acompañado por Patrick Berguignat, de Anta. Lorente habló del reciclaje de las barquetas que fabrica su empresa, con un sistema que en Francia ya está funcionando desde 2009 y en España empezará a hacerlo de forma inminente. J