Demandan a McDonald’s por las patatas fritas

Cathy Kapika, responsable de nutrición en McDonald’s, afirma que los “aromatizantes naturales” usados en los french fries (patatas fritas) han sido tratados de manera que no pueden producir problemas a celíacos o consumidores con intolerancia al gluten.

El asunto empezó cuando el gigante de Oak Brook publicó en su web que las patatas fritas contenían derivados lácteos y de trigo. Desde entonces se han planteado al menos tres demandas contra McDonald´s. Debra Moffat (celíaca), Mark y Teresa Chimiak (su hija de cinco años sufre de intolerancia al gluten) y Nadia Sugich (vegetariana) han iniciado los primeros procedimientos contra la multinacional.

Basándose en un estudio realizado por el doctor Steven Taylor (Programa de investigación sobre alergias de la Universidad de Nebraska), que ha analizado los french fries McDonald’s, Jack Daly (vicepresidente senior de la multinacional) me muestra convencido: “las demandas presentadas carecen de base”.