El consumo de azúcar en España es más del doble del recomendado por la OMS

Presentación del manifiesto “Por un consumo responsable de azúcar”.
Presentación del manifiesto “Por un consumo responsable de azúcar”.

DKV y el nutricionista creador del movimiento Realfooding, Carlos Ríos, han lanzado conjuntamente el Manifiesto “Por un consumo responsable de azúcar”, con el objetivo de divulgar los riesgos, las causas y las consecuencias para la salud de un consumo abusivo e inconsciente de azúcar y promover una alimentación responsable.

El documento incluye un decálogo de compromisos y actuaciones para conseguir implementar políticas que mejoren la salud pública y, en concreto, que reduzcan el consumo de azúcar entre la población.

“Por un consumo responsable de azúcar” nace con la vocación de alertar del problema que supone el consumo excesivo de azúcar en España, donde la ingesta media diaria se sitúa en los 71,5 gramos más del doble del consumo medio máximo recomendado por la OMS, que es de 25 gramos diarios y, además, gran parte de la población lo consume sin saberlo.

De hecho, uno de los puntos clave en el asunto que pone de relieve el Manifiesto es la poca conciencia sobre su consumo. Tal y como admite Carlos Ríos, “el azúcar está oculto en refrescos, zumos industriales, bebidas energéticas, bebidas deportivas, productos de pastelería, chocolates y confitería, lácteos ultraprocesados y derivados como helados, cereales de desayuno, snacks como barritas, galletas o mermeladas, productos que consumimos de forma habitual y que, por tanto, propician que nos excedamos en la cantidad de azúcar sin saberlo”.

Por su parte, el director de Comunicación de DKV, Miguel García, reconoce que en la aseguradora son conscientes del peso de la alimentación en el bienestar y salud de las personas y de la “importancia de conseguir una sociedad más informada y más consciente de sus decisiones de compra y consumo”. Es por ello que el manifiesto incluye un decálogo de compromisos DKV para conseguir implementar políticas que mejoren la salud pública y que reduzcan el consumo de azúcar entre la población.

Así, a nivel social, el decálogo hace referencia a medidas de salud pública, como otorgar una mayor importancia de la educación en la alimentación, promover un etiquetado de los alimentos más claro, limitar la publicidad de los productos ultraprocesados o establecer impuestos sobre bebidas azucaradas.

En el plano personal, los compromisos de DKV se centran en trabajar para promover una alimentación basada en alimentos reales, concienciar sobre las elecciones a la hora de alimentarse, limitar la compra de ultraprocesados o medir el Índice de Vida Saludable a través de la aplicación “Quiero cuidarme”.

El director de Comunicación y Negocio Responsable de DKV, Miguel García, ha recordado que además de la colaboración con Carlos Ríos, DKV se ha aliado con los Hermanos Torres para difundir recetas y hábitos saludables. Además, continua su implicación con TEDx. Si en 2018 se plamó en charlas y talleres, en 2019 la compañía aborda la nutrición desde un punto de vista práctico, ofreciendo un catering saludable bajo la iniciativa “Comer bien es de sabios”.