El Mirador de Sant Just

Restaurante Mirador

Fechas de apertura:
Mayo 1996
l
Dirección:
C/ Av. Industria, 12. Sant Just Desvern (Barcleona)
Teléfono: 93 499 03 42.

Web: www.elmirador.org
l
Propietarios:
Joan Mascaró.

l
Maître:
María Rosa López.

l
Jefe de Cocina:
Víctor Villanúa.

l
Nª de asientos: hasta 250 personas.

l
Bodega: más de 150 referencias.

l
Precios medios:
carta 33.00 a 38.00 euros.

mediodía 17,90 euros.

degustación 42,95 euros.

l
Diseño de la carta:
Joan Mascaró y Víctor Villanúa.

Desde hace una década, el cielo de la población barcelonesa de Sant Just está iluminado, gastronómicamente hablando, por uno de los restaurantes de referencia de la comarca. El restaurante El Mirador celebra este año sus primeros diez años de vida dando de comer en las alturas, no en vano está ubicado en un lugar privilegiado, en lo alto de la chimenea de la antigua cementera de Sant Just, a más de 20 metros de altura. Cabe destacar, sin embargo, que el gran atractivo visual del restaurante, diseñado por Alfred Arribas y Joan Font, es precisamente su terraza-mirador, a la que pueden acceder los clientes y visitantes a través de un ascensor con techo y suelo transparentes, que los eleva hasta los 105 metros de altitud del pináculo de la chimenea. El edifico, cedido en concesión por el ayuntamiento local, guarda también en su interior –en la planta baja- una discoteca, que aglutina a miles de personas en las interminables noches de fiesta.

De altura también es la cocina de El Mirador de Sant Just, regentado por el chef Joan Mascaró y su esposa María Rosa López, conjuntamente con otros miembros de la familia Mascaró. Es precisamente Joan quien se encarga de unos selectos fogones que honran a la tradición coquinaria catalana y mediterránea. De su cocina salen platos bien elaborados, con sus cocciones perfectas y sus presentaciones actualizadas, como se comprueba en la Patata rellena de bacalao y gratinada con alioli y ajos tiernos, o en la Ensalada de setas, langostinos y vinagreta de naranja, o en las Manitas de cerdo rellenas de foie gras, o en la Colita de rape a la parrilla con setas del tiempo y salsa de vino rancio, o en el Milhojas de chocolate con crema catalana y grosellas.

Cocina elaborada
“Hago una cocina catalana elaborada, pero también con toques de cocina de autor”, cuenta Joan Mascaró, un fiel amigo y seguidor de las enseñanzas de uno de los grandes maestros de la gastronomía catalana, Josep Bullich, del restaurante La Dama, en Barcelona. “Me une a él una gran amistad y lo considero mi maestros en la cocina”, añade Mascaró, un chef muy autodidacta, que ha pasado por otros distinguidos fogones de Barcelona. Precisamente, de la buena relación con sus “maestros” ha nacido una gran unión profesional. Hoy día, Bullich y Marcaró organizan conjuntamente cursos de cocina para clientes y clases de reciclaje para cocineros profesionales.

Seguramente, Mascaró haya aprendido de Bullich a disponer de una buena selección de vinos en su bodega, de ahí que cuente con más de 200 caldos de la tierra de las Denominaciones de Origen más importantes de España, así como de Francia, EEUU y Australia. Aunque para hablar de la bodega tenemos que reclinarnos más ante su mujer, María Rosa López, pues ella se encarga personalmente de recomendarlos y aconsejarlos a sus clientes, en una labor de sala profesional y cercana.

En su conjunto, se notan los diez años de trayectoria, la consolidación y satisfacción por el buen trabajo, y, evidentemente, el trabajo bien hecho de los Mascaró, que han erigido al restaurante en lo alto de la restauración de la comarca del Baix Llobregat. l
María Márquez