La guerra del foie sigue abierta en EEUU y en Alemania se abre otra con las salchichas

En Alemania, la polémica está servida con el “currywurst”. Esta modalidad de salchicha que data de 1949, en plena reconstrucción postbélica, creada por Herta Heuwer como el “filete de los pobres” y del que se comen en Alemania 800 millones de unidades (70 millones sólo en Berlín) ha querido industrializarse. Algo a lo que la población se niega puesto que es un símbolo del street food y de los puestos callejeros que lo sirven, desde hace 60 años.