Nueva bandeja de cinco compartimentos de Araven para restauración social

Las nuevas bandejas de Araven incorporan un diseño que impide que los cubiertos resbalen al hueco de la comida.
Las nuevas bandejas de Araven incorporan un diseño que impide que los cubiertos resbalen al hueco de la comida.

La empresa aragonesa de productos para los profesionales de la hostelería Araven ha incorporado a su catálogo una bandeja de autoservicio de cinco compartimentos, pensada para su uso en la restauración social.

La bandeja, dentro de los comedores de restauración social o colectiva, es el soporte principal para transportar la comida hasta el lugar en el que los comensales van a comer e, incluso, en la mayoría de las ocasiones sirve de “mesa” durante el tiempo que dura la comida. Por eso, Araven ha decidido lanzar una gama con un diseño diferenciador que contribuyen a crear un ambiente alegre y confortable.

Esta bandeja, fabricada en una única pieza de policarbonato o polipropileno reforzado, son ligeras, muy resistentes y facilitan el transporte. Además, permiten servir y consumir los alimentos sin necesidad de usar platos y de forma cómoda y segura. Sus cinco compartimentos incluyen dos huecos grandes para los platos principales; dos pequeños para postre, pan y vaso, así como un hueco central para los cubiertos.

Lo más original son los alojamientos para dejar los cubiertos sin que resbalen al interior en los espacios para la comida  y un innovador diseño para usar una bandeja vacía y del revés como tapa, protegiendo así los alimentos hasta el momento de su consumo.

Las dimensiones están pensadas para optimizar el espacio en las mesas y sus asideros laterales facilitan el agarre y el transporte por parte del usuario. Son apilables y encajan unas sobre otras, por lo que se aprovecha el espacio de almacenaje. Esta nueva bandeja no tiene aristas vivas ni recovecos que puedan alojar la suciedad, lo que permite una correcta limpieza antes y después de cada uso.

El material con el que están fabricadas garantiza la estabilidad de la bandeja y su resistencia al uso intensivo y al lavado en lavavajillas. El Policarbonato resiste el alto impacto, es más ligero que el acero inoxidable y no transmite el frío o el calor del alimento al usuario. Además, se ofrece en cuatro colores distintos, para adecuarse a distintas decoraciones y entornos, y que se mantienen sin alteraciones con los tintes del alimento.