Oscar Quintana Lourido, de la Hostería del Estudiante, se alzó con el premio

Quintana se enfrentó a otros cinco participantes provenientes del Restaurante Jose de Segovia, Bodegas La Andaluza, la Taberna la Ilustración, el Hotel Ópera y el Restaurante Brasil. Todos tuvieron que demostrar su destreza, su habilidad y su sentido estético montando y decorando mesas para dos comensales con los productos facilitados por la empresa Duni Ibérica (mantelería y servilletas, cubertería, vasos, copas, platos y elementos decorativos).

La prueba consistía en montar una mesa en la que predominase el diseño, otra en la que únicamente se utilizasen colores lisos y una última de otoño, disponiendo cada participante de un máximo de diez minutos para cada una de ellas.

El jurado estuvo compuesto por personas relacionadas con el mundo de la hostelería: Sara Fort, de Sergi Arola Gastro; Marta Cárdenas, del catering de Isabel Maestre y ganadora de la II edición del concurso; Pilar Fernández, de Casa Delfín; Francesc Enrich (Duni); Laurance Rocchini (Duni Ibérica); y Elia García (Restauración News).

Cada miembro del jurado calificó las tres puestas en escena de los seis participantes, otorgándoles una puntuación de entre 0 y 5 puntos. Quintana se proclamó ganador al haber sido el participante que sumó la máxima puntuación entre todas las modalidades. Los criterios que se valoraron fueron: la originalidad y calidad del doblado de la servilleta; la armonía de combinación de los colores elegidos; la originalidad de la decoración; la certeza en la colocación de platos, cubertería y cristalería; y la adaptación a la categoría en la que se participa.

El vencedor del concurso recibió como recompensa a su buen hacer en el montaje y decoración de mesas, un cheque regalo de 300 euros y un bono de fin de semana en un hotel para dos personas. Independientemente de su clasificación, todos los participantes fueron obsequiados con un lote de productos Duni Ibérica y un diploma de participación.