¿Qué pasó en Madridfusión?

La primera jornada fue, sin duda, la protagonista. ¿El culpable? Un siempre admirado y aplaudido Ferrán Adriá que, tal y como prometió el año pasado, dio las pautas de lo que será su próximo proyecto del Parque Natural del Cap de Creus, donde Adrià, apoyado por Telefónica, desarrollará un archivo de El Bulli y un Idearium que será el centro neurálgico de la fundación y que girará en torno a la creatividad y a la sostenibilidad.

A partir de aquí, numerosas ponencias que llevaban por lema La Gestión del Talento prometían un festín de novedades que a algunos nos dejó con la miel en los labios. Entre tanto nombre internacional, parece que fue el panorama nacional el que se alzó con el triunfo en materia de temas algo “interesantes”. El primer día, las salsas microemulsionadas de Dani García y Jesús Jiménez y la alta presión hidrostática de Andoni Luis Adúriz, que desangra un foie en tan sólo cinco minutos, fueron muy bien recibidas, pero fueron Juan Mari y Elena Arzak, así como Javíer de las Muelas y su cocina líquida a golpe de mixología quienes más arropados estuvieron y sus discursos los que más asistentes recibieron. Ni siquiera la que parecía ser la ponencia del día, Kristoff Coppens y su homenaje al frío consiguió subirse al pódium.

La segunda jornada parecía estar dominada por el belga Gert de Mangeleers, sin embargo, sus creaciones (dos ensaladas, una en frío y otra en caliente) nos dejaron indiferentes, todo lo contrario que las del gaditano Angel León, que ha estado trabajando en el embutido de albur, apto para cuerpos con colesterol. El dinamismo de Rodrigo de la Calle y Quique Dacosta (con el arroz como protagonista y de Ramón Freixa, Victor Enrich y Paco Roncero (dedicados al queso) pusieron broche de oro con sonrisa al penúltimo día.

Para cerrar, una jornada que quedó marcada por el ingenio del catering servido por Perú, de la mano de Victoriano López, Marissa Guilfo y José del Castillo, que fueron ayudados por cocineros limeños y españoles; siendo precisamente la charla con un peruano, Gastón Acurio, gurú de la cocina peruana, uno de los momentos más golosos. Carlo Cracco repitió este año, pero le faltó chispa.

Pero fue, un año más, la zona Bar Show, en su II Encuentro Internacional de Mixología, el espacio más saturado del Congreso. Un homenaje a la coctelería y al Gin Tonic en el sentido más práctico del trago.

María Forcada
Fotos cedidas por MadridFusion