Seis propósitos de la hostelería en 2014 para incrementar sus beneficios

Así, el primer propósito versaría sobre cómo sustituir la verticalidad jerárquica por estructuras más planas en estios negocios, es decir, cómo lograr un trabajo en equipo compactado y alineado a los objetivos de la empresa.

Mientras, el segundo reto sería valorar los puestos de trabajo en función de los resultados y no por la fidelidad de cada empleado a su puesto; y el tercero estaría enfocado a buscar fórmulas reales que contemplen conciliar la vida familiar y la laboral.

Según palabras de la directora de recursos humanos de Linkers, Marianela Olivares, “un sector con unos horarios tan largos y exigentes necesita de una buena conciliación laboral y personal para un correcto desarrollo del trabajo y sus funciones”.

El cuarto objetivo implicaría gestionar el personal y sus salarios y bonus de una forma beneficiosa para la empresa mediante una motivación tangible. Para conseguirlo, el empresaria debería llevar una contabilidad de la información de las ventas ordenada y al día.

Asimismo, deberían utilizarse eficientemente las nuevas tecnologías como medio de visibilidad y captación de venta a todos aquellos clientes que escapan del radio físico-geográfico del negocio.

Por último, los empresarios hosteleros tendrían que fomentar y aplicar una formación continua que respondiese a la necesidad de actualización y evolución de los puestos de empleo actuales, y considerar, a su vez, la formación como un factor de rentabilidad empresarial y no como un gasto.