fbpx

RESTAURACIÓN NEWS

InicioActualidadArtífice del Mugaritz, ha colaborado en el diseño del Basque Culinary Center

Artífice del Mugaritz, ha colaborado en el diseño del Basque Culinary Center

Su nombre saltó a la fama cuando en 2005, un tal Ferran Adrià afirmó que varias de las vajillas diseñadas por él habían cambiado su forma de cocinar y de concebir sus platos (como alimento).

En los últimos tiempos, su nombre ha vuelto a saltar a la palestra gracias a dos proyectos: el del renovado restaurante Mugaritz y, sobre todo, por el edificio del Basque Culinary Center. Este último emula una pila de platos, objetos de cocina que, precisamente, también diseña Bregaña, no en vano, se le conoce como el diseñador de las mejores vajillas del mundo.

Y es que la carrera de este diseñador, aunque silenciosa, ha dejado huella no sólo en sus disciplinas artísticas, sino también en la propia historia de la coquinaria. Así, en 2008 recibió el premio que otorga el Art Director Club NY (considerado el Oscar del diseño gráfico) por su trabajo global de imagen que realizó en el restaurante Mugaritz, en Errenteria (Guipúzcoa). Después del incendio que asoló el establecimiento de Luis Andoni Aduriz en 2010, Bregaña recuperó el esplendor de este restaurante. Bregaña volvió a erigirse como el mejor, gracias al diseño de no pocos detalles románticos y poéticos para este afamado establecimiento hostelero. Y es que Bregaña es el responsable incluso de la elección del nombre de Mugaritz, pero también de las cartas, la vajilla y los baños del que es considerado uno de los mejores restaurantes del mundo.

Pero la auténtica fama internacional le vino a Bregaña gracias al diseño de una vajilla, de nombre O!Luna. “Son platos que reclaman que se piense en el contenido, por supuesto, pero dando la importancia que se merece también el continente”, explicó Bregaña. Así, pues los O!Luna visten las mesas de los mejores restaurantes, desde el Ryu Gin de Seiji Yamammoto, en Tokio, al desaparecido ElBulli, de Adrià.

Diseño del Basque Culinary Center
Santos Bregaña, desde su estudio Atelier Laia, ha regresado a las portadas de muchos medios por su actuación en el edificio de la primera universidad de cocina del mundo, el Basque Culinary Center. Entre sus aportaciones, toda la señalética, así como el logotipo y la escultura que da la bienvenida a la sede, una escultura que juega con las iniciales del Basque Culinary Center.

Este edificio, ubicado en una ladera con fuerte pendiente, lleva la firma del estudio donostiarra Vaumm –con el que también colabora activamente Santos Bregaña-, que optó por un edificio que dibujara una pila de platos. La tendencia de apilar plantas (en este caso plantas que remiten a platos, en reminiscencia a los trabajos del artista norteamericano Robert Therrien, que amontona objetos cotidianos) llevó a los arquitectos de Vaumm a idear un edificio con pocas aristas, una geometría dulcificada por los cantos redondeados y suavizada por el cambio en el recorrido de sus plantas.

Más allá de la pila de platos, es el patio central lo que organiza el edificio, salpimentado con espacios que buscan la continuidad entre el lugar y la arquitectura. En él, contrasta el rotundo acabado de los suelos de hormigón con la sofisticación de la chapa de aluminio dorado que esconde el nombre del edificio: Basque Culinary Centre, obra también de Santos Bregaña.

Y es que este edificio busca la poética fusión entre arquitectura y culinaria. J
Isabel Acevedo

artículos relacionados

Sighore-ICS, en la jornada Learning Day de Barcelona

Dentro del Learning Day, uno de los protagonistas será Sighore-ICS, marca especializada en ofrecer soluciones tech desde 1995.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí